Opinión

Lecciones del COVID-19

ACENTO

Por  Jorge Luis Lozano Pastrano

Lecciones del COVID-19(Foto: Víctor Hugo Olivas/EL DEBATE)

Lecciones del COVID-19 | Foto: Víctor Hugo Olivas/EL DEBATE

A estas alturas de la emergencia sanitaria en México, la pandemia de COVID-19 ha dejado ya algunas lecciones sanitarias, políticas y económicas que los sectores y principalmente los entes sociales deberán de poner mucha atención, si es que la meta de estos es impulsar el desarrollo del país.

Primero, está la evidencia palpable de la verdadera situación en la que se encuentra el sistema de salud pública. Las infraestructura del servicio médico está desmantelada: con clínicas e instituciones deficientes en todos los sentidos, con clínicas viejas, obsoletas en muchos de los casos y una carencia indignante de medicamentos de lo más básico. No obstante, lo más preocupante es la evidencia de que este problema poco pueda resolverse durante el sexenio.

¡Ya estás suscrito a las alertas de noticias!

Ahora puedes configurar las notificaciones desde la campana

El presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador, ha dado claras señales de que la prioridad de su Gobierno no es la protección de la salud pública, sino la protección de los interés es económicos, y para ello tiene cualquier tipo de argumento, no importa cuan repetitivo, chusco, cantinflesco o mágico sea.

Recuerda la estampita del Sagrado Corazón con el que, según él, se protege de la pandemia del coronavirus? En el plano local, el coronavirus ha dejado claras advertencias. La principal: la vulnerabilidad en la que nos encontramos los sinaloenses con un sistema de salud obsoleto.

La inversión de mil 400 millones de pesos que el Gobierno del Estado realizó para construir el nuevo Hospital General Martiniano Carvajal no es suficiente para mejorar la calidad de atención médica que reciben los mazatlecos, máximo cuando la falta de medicamentos es permanente.

Días previos al inicio de la emergencia sanitaria, hace ya casi tres meses, no se tenía ni paracetamol en ese nosocomio. No serán pues, los Gobierno federal ni estatal los que cuidarán de la salud pública de los sinaloenses. ¿Qué nos queda?

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo