Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Letal amenaza

NUESTRA OPINIÓN ESTATAL

Aunque por fortuna en el estado de Sinaloa no se tiene registrado aún ningún caso de consumo de la destructiva droga denominada Krokodil, conocida también como la heroína de los pobres y salida de nuevo a la luz hace unos meses, bien vale la pena que todos, incluidos los padres por supuesto, estén bien atentos para evitar que esta letal sustancia llegue a manos de sus familiares, pues estarían condenándose a una muerte segura.

No es casualidad que en el Sector Salud y organismos como el Centro de Integración Juvenil exista una preocupación muy seria que ha llevado a incluir recientemente esta droga dentro del catálogo de las prevenciones. Y es que se está ante un fenómeno 10 veces más adictivos que la heroína y más letal que cualquier otra sustancia de la que usted haya oído hablar.

El que las autoridades salgan a decir que se han reforzado los controles de acceso a la entidad y en la frontera norte para evitar el ingreso de este compuesto químico de origen ruso realmente no impacta mucho, pues igual otras drogas o artículos de muchos mayor tamaño y de procedencia ilícita entran y salen de este país con descarada facilidad, por lo que presumir filtros no es ningún alivio.

Lo que sí sería más oportuno y aconsejable por especialistas en la prevención de adicciones, es difundir en el hogar los efectos tan nocivos del Krokodil y concientizar a la familia del mortal riesgo ante un eventual uso.

Y es que el hecho de que en la entidad no se tenga detectado ningún caso de consumo no implica, necesariamente, que nunca ocurrirá, mejor hay que tener presente que las autoridades de salud en el país ya confirmaron un caso en Nayarit y otro más en Sonora, estados muy cercanos a Sinaloa, y que su cercanía incrementa el riesgo de aparición o fabricación.

No hay que olvidar que esta droga es fácil de elaborar en casa y el proceso resulta demasiado barato, por lo que ante esta amenaza sólo queda el trabajo preventivo en el hogar.