Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Opinión

Levanta dedos

Por: ROMPEOLAS .

Levanta dedos.  En las sesiones de cabildo de Mazatlán, hay regidores que solo van a calentar la silla porque se dedican a aprobar dictámenes. Son los ediles Carlos Luna, Celina Valdez y Adela Rivera a los que se les sumó Celia Ibarra porque desde que tomó el cargo, al igual que sus compañeros, tampoco dice ni pío, ni opina nada. Por su parte, el conciliador es el regidor Ricardo Michel Luna, mientras que Mariano Ortega se encarga de defender a la bancada priista de los ediles de oposición que les investiga los trapitos para ventilarlos en cabildo. Ricardo Ramírez y Anabel Pérez poco discuten, casi siempre están a favor de todo al igual que Benjamín Villela y Gonzalo Figueroa. Lo que resulta es que ahora Trinidad Ortega es el defensor a capa y espada de los ediles, cuando antes, de comunicador, no dejaba de criticar a la administración que le dio la oportunidad de ser regidor. Últimamente Mónica Morales y Santos López están despertando y ya participan pero los que siempre se dan a la tarea de investigar y causar polémica que molestan a los ediles priistas son Enrique Calderón, Antonio Crespo, Giova Camacho y Guadalupe Valle. Falta ver cómo resulta Lucía García, la nueva regidora que sustituyó a Selene Mayorquín, quien también siempre estaba a favor de todos los dictámenes.

Llegan al poder y se olvidan. Familias de la zona serrana de Concordia le mandan un mensaje a la diputa local y federales: Maribel Chollet y Germán Escobar, respectivamente:que no se olviden de los desplazados cuando en campaña se dieron su tiempo para recorrer los pueblos, hacer promesas y pedir el voto. Pero, dicen, llegaron al poder y se olvidaron de las familias y de las necesidades que tienen, pero ya viene otra vez los procesos y seguro recorrerán las comunidades y vendrán cargados de promesas. Allá en la sierra concordense los están esperando.

Futuro incierto. Dos de las cartas más fuertes del panismo en Sinaloa, sobre todo en Mazatlán, Carlos Felton González y Alejandro Higuera Osuna, sus candidaturas son de alto riesgo, y no por falta de rentabilidad política electoral, porque la estructura y el nivel de conocimiento hacia el electorado lo tienen, y de sobra, pero las inhabilitaciones que recibieron por la síndica procuradora de Mazatlán, por el caso del tiburonario, podrían impedir que rindieran protesta de los cargos en caso de ganar la elección. El caso más difícil lo tiene Higuera Osuna, porque su inhabilitación es para cargo municipal, y es muy probable que el Instituto Electoral del Estado de Sinaloa le niegue el registro; pero, esto también pudiera ocurrirle a Felton González, cuyo caso ya está en análisis del Instituto Nacional Electoral, que el próximo jueves definirá si valida o no esta candidatura.

Mala fama. Esta semana que ya termina, uno de los nombres más mencionados fue el del alcalde de San Ignacio, Luis Fernando Sandoval Morales, y por ninguna razón positiva. Quizá no le llegaron hasta allá, su palacio municipal donde todos le dicen que su trabajo es inmejorable, pero a nivel estatal fue criticado porque ante el derrame de substancias cianuradas en el río Piaxtla le dio por minimizar la emergencia y llamar a la ciudadanía a la calma. Como responsable de la seguridad de los ciudadanos, lo menos que debió hacer fue urgir la intervención de la Profepa y los resultados de las tomas que se hicieron para su estudio.

En esta nota: