Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

*Ley Enciso: ¿Nació muerta? * Rebelión ráfaga...

AMANECER DEPORTIVO

La famosa Ley Enciso no termina por cuadrar y convencer, ni siquiera a su más recalcitrante precursor, Daniel Enciso, quien parece enredarse en una telaraña entretejida por quienes hasta hace poco fueron sus aliados y ahora busca exterminar.

El proyecto que pretende (¿o pretendía?) poner en cintura a nuestros abnegados promotores populares no acaba por aterrizar.

Y es que, a dos meses y pico de iniciada la administración y a 20 días de haberse hecho pública con más ruido que nueces, la ahora melancólica "ley" está atorada, si no es que muerta, y sin futuro.

De otra manera no puede uno explicarse tanto sopor y tibieza en torno a ella, y sobre todo en su pionero, que no dice cuándo ni qué.

Desde antes que la "era coppelista" asumiera un mando que no tiene mando, mucho cacareo levantó la eventual medida dizque regulatoria y hasta un frente común "antienciso" crearon sus posibles "víctimas" para evitar la embestida de quien ahora es el subdirector en la (devaluada) Dirección Municipal del Deporte.

Nacida muerta o no, la ahora risible "ley" es motivo de escarnio en nuestros altruistas promotores que no solo no han cumplido con entregar un contante y sonante padrón con el número de ligas y futbolistas que mueven, sino que menos han otorgado una "cuota" (material, utensilios...) que prometieron en la reunión que, ante Enciso y "Gaby" Sánchez, sirvió (¡ja!) para leerles la cartilla.

Sin una fecha fatal ni una autoridad que sea exigente e inspire respeto, la ahora graciosa "ley" titubea y, peor, es letra muerta.

Si, al lanzarla, su fundador quiso aplacar o dar un golpe de timón, la estrategia falló y él feamente en ridículo quedó. Nuestros sacrificados promotores populares continúan en sus feudos, erguidos, engallados, ufanos, con una gratificación que les llena los bolsillos.

No se queda atrás Mónica, la fantasmal y escurridiza titular del deporte porteño, a quien poco parece importarle lo que sus subalternos hagan o dejen de hacer, al no involucrarse en la "ley" que con tanto esmero, pero con tan mal tino, quiso fundar Enciso.

¿El Tucoz? En el ambiente basquetbolero, la camaradería parece resquebrajarse. Desde que reasumió la titularidad en el Comité Municipal, Miguel "Pecas" Cruz ha enfrentado a tirios y troyanos y no hay visos de que esta situación vaya a mejorar a la brevedad.

Dos de sus ahora exaliados, los árbitros Roberto "Boni" Ochoa y José "Pepillo" Orbe, buscan organizar un torneo promocional, pero el flamante presidente del parapetado organismo no ha querido firmarles la convocatoria, y hasta el lujo se dio de ignorarlos.

Bajo el argumento de que no están afiliados como promotores (risible excusa cuando, se supone, todos tienen derecho a organizar en tanto cuenten con la venia del comité), Cruz renegó del apoyo.

Ante esta actitud, empieza a gestarse una especie de Tucoz (Todos Unidos contra Cruz), y la autoridad algo debe de hacer.

La del estribo. Un beisbolero llegó a la coordinación del Deportivo Juárez (Leo Figueroa), y para ello, mucho tuvo que ver la mano de "Lalo" Arce, beisbolero de cepa, como los demás consejeros. Ajúa.