Opinión

¿Ley Mordaza?

NUESTRA OPINIÓN ESTATAL
Avatar del

Por: Redacción

Los periodistas de Sinaloa exigieron y exigimos ayer a los diputados locales una rectificación en la aprobación de las reformas a la Ley Orgánica de la Procuraduría General de Justicia del Estado y a la Ley de Seguridad Pública, porque consideramos que limitan el trabajo en la cobertura en materia de seguridad. Es claro que las reformas se aprobaron en la sesión del Congreso del Estado del pasado miércoles fue a ciegas, sin análisis, mucho menos en una previa consulta a los sectores de la sociedad civil que se ven de una u otra forma afectados o beneficiados con las decisiones legislativas que se toman.

Ante el reclamo, el presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso del Estado, Jesús Enrique Hernández Chávez, se salió por la tangente: culpó a los reporteros de no haber dicho nada cuando se le dio lectura pública a las reformas, como si estos tuvieran derecho a tomar la tribuna. Por si fuera poco, se lavó las manos con que el Ejecutivo estatal envió las iniciativas de reforma, pero se le olvida que es el Congreso del Estado el que tiene la última palabra, es el que legisla.

Así, se ve muy difícil que los diputados por su propia voluntad hagan una reconsideración.

Si bien es cierto, que los periodistas debemos y respetamos la ley, la escena donde se haya cometido un delito para "no entorpecer la investigación", lo que ya está legislado, entre otras cosas, con las nuevas reformas se siguen poniendo candados a la libertad de expresión y se beneficia a la opacidad, lentitud informativa y el manejo a discreción de la información.

Apostaremos los periodistas a la congruencia con la profesión, la prudencia y la negociación, con argumentos sólidos para demostrar a quien sea necesario, que los medios de comunicación forman parte de los momentos evolutivos de las sociedades. De ahí la importancia, la sociedad moderna requiere información actual, inmediata y respuestas a los aconteceres diarios. La época de los protocolos quedaron muy lejos..