Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Opinión

Ley de Instrucción Pública

HOY EN LA HISTORIA

Por: Marco Antonio Berrelleza

El 13 de febrero de 1895 se aprobó en Sinaloa la Ley de Instrucción Pública, en la que se establecía que la instrucción preparatoria se cursaría en cinco años y sería gratuita. La instrucción profesional también era gratuita y comprendía las carreras de ingeniero topógrafo e hidrógrafo, ensayador y apartador de metales, farmacéutico, abogado, notario y tenedor de libros, además de la carrera de profesor normalista. Para la administración del Colegio Rosales, la ley indicaba, un director, un prefecto superior que se encargaría a la vez de la secretaría y la tesorería, un prefecto segundo, un médico y un mayordomo.

El director, los prefectos y los catedráticos eran nombrados por el gobernador del estado, quien determinaba los sueldos que a cada uno correspondían. En 1896 el edificio del Colegio tenía la forma de una T, constaba de tres alas extendiéndose de norte a sur. El Colegio contaba con 13 dormitorios sombreados por corredores, con capacidad para alojar 30 alumnos internos. Con comodidad se alojaban las oficinas de la dirección, la biblioteca pública, cinco aulas, un salón de estudios y la Academia de Dibujo. Por ahí cerca estaban el Gabinete de Física Experimental, los baños de placer, la regadera de alta presión, la habitación de los prefectos y el refectorio. Uno tras otro estaban las cocinas, el gimnasio y el área de juego de pelota.