Opinión

Líderes y activistas ya traen su "gallo" para la presidencia de la CEDH

EL INGENIO

Por  El Ingenio

Leonides Gil Ramírez.(EL DEBATE)

Leonides Gil Ramírez. | EL DEBATE

Líderes y activistas apoyan a Leonides Gil Ramírez para la presidencia de la Comisión Estatal de Derechos Humanos 

Activos. Algunos activistas de derechos humanos y organizaciones sociales de Ahome ya traen su “gallo” para la presidencia de la Comisión Estatal de Derechos Humanos. Se trata de Leonides Gil Ramírez, exvisitador en la zona norte de la CEDH, que le va a entrar al proceso, nada más que las señales que está enviando la presidenta de la Junta de Coordinación Política del Congreso del Estado, Graciela Domínguez, son contrarias a sus aspiraciones y la de los activistas y dirigentes de organizaciones ciudadanas. Domínguez está por que José Carlos Álvarez se reelija sin siquiera emitir la convocatoria. Si esto lo llega a concretar, algunos ya dan por asentado de que se lo van a echar abajo por la vía legal y política. Hay otros defensores de derechos humanos, como Óscar Loza Ochoa, que están a favor de que el nombramiento se ajuste a la ley y en un proceso que garantice transparencia e igualdad de condiciones. En este mes se le vence su periodo a José Carlos Álvarez.

El efecto. Dicen que el extesorero de la comuna Jaime Beltrán está desautorizando el uso de las siglas del grupo Verdadera Integración Ciudadana porque algunos que traen esa camiseta ni pertenecen a la organización. Lo que se sabe es que Beltrán, Juan Bautista, entre otros que ya no están en la administración, son lo que le dieron vida al grupo que impulsó la candidatura y triunfo de Chapman por la alcaldía, pero ya se sabe cómo les pagó. El pleito por las siglas VIC revivió de nueva cuenta tras que el alcalde de Ahome, Guillermo “Billy” Chapman, y sus incondicionales con camisas del grupo fueron a repartir despensas no en el municipio de Ahome, donde hay carencias de alimentos, sino en comunidades de Sinaloa municipio. Además, porque usan la razón social de VIC para lucrar políticamente con el hambre de las personas humildes.

Reanudan. La empresa Gas y Petroquímica de Occidente sigue posicionándose entre los habitantes de las comunidades con influencia en el proyecto de la planta de fertilizantes de Topolobampo. Tras el anuncio del alcalde  Chapman de que ya les dio los permisos, el director general de GPO, Arturo Moya, dio luz verde para iniciar la segunda etapa de repartición de apoyo alimenticio a las personas de los pueblos de esa sindicatura. Empezaron en Lázaro Cárdenas, El Carrizo Grande y Ohuira en la que entregaron despensas “bien reportadas”. Este gesto humanitario de la empresa ante la población en tiempos del coronavirus, que ha generado una crisis económica sin precedentes, le ha sumado adeptos para que el proyecto de la planta de fertilizantes se ejecute. Ahora no hubo ningún problema en el arranque de esta etapa, lo que entusiasma a Moya, quien está esperando que los jueves resuelvan los procesos.

Votación. El sector indígena está agitado por lo que vaya a pasar el 14 del presente mes en el ejido 5 de Mayo, en donde se está convocando para la elección del nuevo gobernador tradicional. En el interior del ejido y fuera de este hay jaloneo, como ha existido desde hace tiempo por el liderazgo. Después de dimes y diretes, de enfrentamientos, se llegó a una tregua con el reconocimiento interno de gobernador tradicional de Rosario Valenzuela Huicho, a quien se le venció ya su periodo, según el acuerdo al que llegaron. Sin embargo, Valenzula Huicho desconoce el acuerdo desde que Álvaro Ruelas dejó la Secretaría de Desarrollo Social. Valenzuela dice que él es dirigente hasta el 2022. Entonces el 14 va a seguir el lío.

Ya llegó. El abastecimiento de cerveza desde antier a los expendios en la ciudad relajó aún más las medidas preventivas contra el coronavirus porque como hormiguitas los hombres se empezaron a aglomerar en esos negocios. El riesgo de Covid-19 está latente. 

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo