Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Opinión

Limpieza al Contadores

Por: Filiberto Inzunza

Obras son amores, y no buenas razones,  dice un dicho popular. Y cuando sale de ti, de tu corazón, se magnifica. Que no sea por quedar bien. Mucho menos por hacer que se hace, o de política barata. Que te nazca y reconozcas que es importante ayudar, cooperar y manifestar ese amor por el deporte. Este fin de semana vimos en las redes sociales la acomedida de dos célebres deportistas en The Rosca City. Se trata de Rolando “Güero” Carvajal y Francisco Almodóvar. Ellos, con machete, palas y picos, se dieron a la tarea de desmontar parte de la maleza que cubre el estadio de Los Contadores. No les importó las inclemencias del tiempo. El calor y los fuertes rayos del Sol pasaron a segundo término. Y es que los peloteros y los clubes que ahí juegan se quejan amargamente por la falta de pelotas. Las bolas se pierden entre los matorros, hojarasca, la espesura y la fronda y el bolsillo también se arruina. Y ese gesto del “Güero” Carvajal y Almodóvar es de aplaudirse.

Colofón. Y a propósito de makis, cumplis, nifloris, -traducción- “Me conformo con mirarte a los ojos que son mi espejo”. ¡Ai´sí!  A falta de pan, -dicen- tortillas, y algo se tiene que hacer. Si las autoridades no les echan la mano, pues los mismos jugadores se tienen que poner las pilas, como luego dicen. Y ese ejemplo debe tomarse en cuenta por los clubes deportivos. Sus canchas, campos o predios donde juegan están llenos de espesura, enmontados, y hay que darles su “manita de gato” o de “ratón”.