Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Lino no regresa

MI PUNTO DE VISTA

Resultó el menos culpable, pero en este negocio siempre el hilo se rompe por lo más delgado. El boricua Lino Rivera no regresará el próximo invierno con los Tomateros, pues así lo ha decidido la directiva después del rotundo fracaso del conjunto Guinda en la campaña 2013-2014.

Los argumentos del presidente del club, Juan Manuel Ley, fueron escuetos: "tomamos la decisión después de lo que ocurrió, cómo terminamos y todo lo que pasó".

Así de fácil y sencillo, pero sin ninguna otra explicación más.

De pronto a muchos se nos olvidó que ese elemento, un año antes, había llevado al equipo a ganar ambas vueltas y de que fue galardonado como el Mánager del Año. Pero así es este negocio.

Bien dice alguien por ahí, que los mánagers son los únicos que llegan a una plaza y nunca desempacan sus maletas. Siempre hay que tenerlas listas para emigrar, porque nunca saben cuándo sucederá.

El romance de Rivera con Culiacán fue breve. Y si habría que darle una calificación, al menos yo le otorgaría un 8.5.

Con Guasave, anteriormente, hizo también un excelente papel, pero tampoco pudo romper ese maleficio que pesa sobre los Algodoneros y que ya se extendió a 42 años de no saber de qué color y sabor es un campeonato.

Actuación. En buena medida, Rivera tuvo a los Guindas muy bien posesionados en la primera vuelta, al grado de alcanzar un tercer lugar.

Pero la segunda mitad del rol fue bastante complicada, y ni qué decir de esas pésimas rachas que lo condujeron a navegar en los últimos lugares.

Los resultados no se le dieron, y para colmo de males, fue necesario cortar cabezas, las que se suponían estaban contaminando al resto de los jugadores. Bueno, al menos esa fue la apreciación de muchos.

Después de ese recorte, el equipo mostró otra cara. Hilvanó siete victorias y estuvo a un tris de abrir playoff en casa. Sin embargo, esa última serie del calendario regular contra los Cañeros de Los Mochis fue el principio del fin.

¿Algunos de ustedes se preguntaría qué sucedió para que se registrara esa debacle, que influyó hasta en el mismo playoff donde fueron barridos por Mexicali?.

Algo pasó, porque el equipo no estaba diseñado como para sucumbir de fea forma. Pero son cosas que nunca se revelan, y que sin embargo, con el tiempo afloran.

Relevo. Después de concluida la temporada, por la radio se comenzó a realizar una campaña sobre si Lino debía continuar, o quién reunía el mejor perfil para sucederlo.

Era obvio que desde entonces su suerte estaba sentenciada, y que no había ni la más mínima intención de repetirlo, como se confirmó ayer en la conferencia.

Ahora suenan nombres y más nombres. Tal vez terminen inclinándose por alguien que ya dirigió al equipo, o bien ofrecerle la oportunidad a un elemento que haya sido ícono del club.

¿Les gustaría Darrell Sherman?, ¿Acaso Adán Amezcua?

Habrá que esperar.

--

Ayer Dios me permitió escribir estas líneas; hoy sólo ÉL sabe si podré hacerlo de nuevo.