Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Lista la alineación de equipo y mando para la sucesión

SOBRE EL CAMINO...

Si hablamos en términos futbolísticos, tema muy de moda por la Copa Mundial que se juega en Brasil, se vale un ensa- yo político sobre la alineación del equipo y mando ya listo para entrar al juego de la sucesión gubernamental, en cuyo partido también con límites de tiempo y reglas para participar desde el principio hasta el final, el guamuchilense David López Gutiérrez sería titular como centro delantero con ventajas de avances hacia la meta, por su cercanía con el presidente Enrique Peña Nieto.

El diputado federal y también de origen guamuchilense sería ubicado en la posición de la portería para atajar los tiros a gol que a nivel de lluvia de estrellas le lanzarían los adversarios en espera de salir airoso con el premio de la grande en calidad de invicto. La advertencia es que el fuego enemigo será cruzado y de gran calibre, mientras que el medio campo estaría ocupado y defendido por los senadores Aarón Irízar López, Diva Hadamira Gastélum Bajo, líder nacional de la ONMPRI, y Daniel Amador Gaxiola, mandamás del gremio magisterial estatal de Sinaloa.

La defensa del equipo estaría integrada por las reservas especiales del equipo, Aarón Rivas Loaiza, secretario de Desarrollo Económico; Sergio Torres Félix, alcalde de Culiacán, y el diputado federal Jesús Valdez Palazuelos, quienes cubrirían cualquier emergencia de los titulares del equipo. En el caso del empresario Jesús Vizcarra Calderón y Gerardo Vargas Landeros, su autodescarte los elimina del juego sucesorio, pero no de la influencia operativa y de opinión, como resultado del peso político que representan en lo privado y en lo público.

El gobernador Mario López Valdez, por su posición de gobernante, asumiría el rol de árbitro central o réferi de la competencia política, en la que obviamente se incluiría la participación de otros partidos políticos ajenos al tricolor, principalmente de Acción Nacional, donde en ese equipo de oposición los principales jugadores serían el diputado federal Martín Heredia Lizárraga, el diputado local y presidente de la mesa directiva del Congreso del Estado, Adolfo Rojo Montoya, y el senador Francisco Salvador López Brito.

En el caso de los priistas, la capitana natural del equipo en función de su posición de líder del tricolor en Sinaloa sería sin duda Martha Sofía Tamayo, mientras que la dirección técnica le correspondería al delegado general del CEN del PRI para el estado, Armando López Nogales, si es que no le llega el relevo antes de que inicie el proceso de 2016, en tanto que la rectoría total recaería en César Camacho Quiroz, presidente nacional del priismo en México y distribuidor principal de las candidaturas a cargos de representación popular, también si no lo sustituyen antes para hacerlo candidato a diputado federal plurinominal, obvio, con el aval del presidente Enrique Peña Nieto.

GOTITAS DE AGUA. No se puede soslayar la influencia de Juan S. Millán, político de mil batallas y de colmillo retorcido, quien jamás se quedaría al margen de utilizar su fuerza política en apoyo a uno de los aspirantes, quizá no en la dimensión que exhibió en las elecciones del 2010 a favor del actual gobernante, pero sí con de- tonantes políticos que harían daño a quien o quienes sean dirigidos. Sin lugar a dudas, en este juego de la sucesión el polémico rosarense se juega su último cartucho político. Sabe que su jubilación está cerca, de ahí que se vuelve más peligroso para los alineados, pues en la apariencia está con todos y en la práctica trabaja para uno de los senadores priistas, y quizá en este baile se le sume el exgobernador Francisco Labastida, en cambio, Jesús Aguilar prefiere ser un observador a prudente distancia a sabiendas de que su posición de alto funcionario federal lo limita.

[email protected]