Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Llamadas del banco

SAPIENZA

No importa lo seca o espinosa que esté una planta, siempre servirá de alimento a un camello. Desde la antigüedad fueron amaestrados por el hombre para utilizarlos como medios de transporte, además de obtener lana, carne y leche de ellos… ¿Qué tanto fervor puede haber en los matachines de las procesiones guadalupanas cuando han hecho de su actividad un negocio, al ofrecer sus servicios a diferentes grupos que peregrinan?... Sin duda, para sufragar los gastos de la Estación Espacial Internacional, ayuda que varios turistas hayan pagado $25 millones de dólares cada uno para ser transportados allá y permanecer durante una semana, y realizar una caminata espacial… Aunque consumen carroña, la mayor parte de su alimento proviene de los animales que ellas mismas, las hienas, cazan. Debido a que de día sólo pueden cazar animales pequeños, recurren a los restos de animales dejados por otros predadores. Sin embargo, por la noche, debido a su excelente vista y a que pueden correr a velocidades de hasta 70 kilómetros por hora, pueden dar fácilmente alcance a grandes herbívoros, una cebra o un ñú. La mariguana que se expende actualmente, es más potente que la que había hace una generación o dos… En alguna ocasión Hugo Chávez maldijo al pueblo judío, desde el fondo de mis entrañas, según dijo, y también casualmente, Hugo Chávez murió de un cáncer en sus entrañas… Muy a menudo se acostumbra llamar a los clientes de tarjetas bancarias para ofrecerles diferentes productos bancarios. Pero resulta que en muchas ocasiones no habla un representante del banco, sino un impostor que lo único que busca es corroborar datos u obtener información para poder cometer algún ilícito con la tarjeta ajena. Por lo tanto, no proporcione ninguna información. El banco ya tiene sus datos, no hay necesidad de confirmar su correo electrónico, ni su fecha de nacimiento o el número de tarjetas adicionales. Algunos de estos impostores llegan al descaro de pedir el número impreso atrás de la tarjeta con el cual pueden hacer cargos a la misma. No dé nada de información. Pida que se la manden por correo o a su correo electrónico. Le pedirán que lo confirme pero sólo dígales que ellos ya lo tienen, que no hay necesidad de darles información. Muéstrese firme y lo dejarán de molestar.