Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Llegó la hora de parar la ineficiencia en la PGJE

ELENCO POLÍTICO

Ahora sí que la procuración e impartición de justicia de Sinaloa colocaron en un predicamento al gobernador Mario López Valdez. La actitud del procurador Marco Antonio Higuera Gómez, de convertir en "delatores" a los periodistas, orillándolos a romper su ética y secrecía y protección a la fuente informativa, evidenció la pésima formación y calidad humana de quienes en el Estado tienen tal responsabilidad. Si alguna duda había de que la hora del abogado que en Guasave conocimos como auxiliar del Ministerio Público ha llegado, esta se despejó y el gobernador debe de pensar seriamente en el cambio. Ningún caso tiene que a la sociedad se le juegue el dedo en la boca con la reiteración de garantizar la libertad de expresión si por otro lado a los reporteros los quieren agarrar "de chivatos" ante la falta de métodos, estrategias o experiencia para perseguir el delito. Ahora quieren que los periodistas les hagan el trabajo que ellos, por su incapacidad o miedo, no pueden realizar. Pero no renuncian.

Respeto. Este es el momento que en Sinaloa, al levantar una piedra, sale un candidato, y que por toda la entidad la polvareda es enorme por tantos aspirantes que recorren caminos vecinales, carreteras y vialidades urbanas, promoviendo su figura para suceder al gobernador Mario López Valdez. El actual detentador del Poder Ejecutivo estatal, ante esa falta de respeto —calificada así por su secretario general de Gobierno, Gerardo Vargas Landeros— a la investidura que le entregó el voto popular en la más alta votación hasta ahora alcanzada por candidato alguno respondió garantizando que de su parte sí habrá respeto para quienes pretenden ser protagonistas de la historia.

No promoverá. Entrevistado al respecto el sábado, el gobernador dijo "… Doy garantías de que no le cerraré las puertas a nadie y también voy a dar las garantías de que no voy a estar detrás de nadie… que la gente tenga la seguridad de que yo no seré promotor de ningún partido y de ningún candidato…", puntualizó quien llegó a la posición que ocupa al haber sido postulado por una coalición formada por el PAN, en el PRD, el PT y Movimiento Ciudadano.

A tiempo. Oportunas fueron las expresiones del gobernador pues cuando se ignora la elección más próxima, la federal de 2015, todos andan entretenidos en la de 2016, de donde saldrá su relevo. Bien que Malova ponga los pies firmes en el suelo, pues siempre resulta difícil, complicado y divisionista, que el gobernante en turno deje sucesor. Tal vez el único que lo pudo lograr fue Juan S. Millán, que eligió y sentó en la silla que dejó a Jesús Aguilar Padilla. Cuando "Chuy" Aguilar quiso repetir el truco, el propio Millán, el carisma y sencillez de Malova y los partidos opositores al PRI le hicieron morder el polvo con el candidato a quien algunos están considerando que como "zombi" puede revivir en la política. Como decía "Chema" Figueroa: "Difícil que el susodicho caiga en las redes de quienes lo hicieron gastar tanto y quieren que gaste más".

No pregunten. El asunto, precisó la senadora Diva Hadamira Gastélum Bajo, es que aunque no quiera hablar del caso, donde me paro me preguntan que si no quiero ser candidata a gobernadora.