Opinión

Lluvia sólida

ALGO DE NEGOCIO

Por: ÓSCAR OROZCO

Pudieran imaginar que existiera un producto que pudiera almacenar agua de manera sólida y que no es congelándola. Que permitiera poder almacenar en un tambo de 200 litros el equivalente a mil litros de agua. Que pudiera almacenar durante meses sin que se contamine. Que literalmente pudiera transformar zonas áridas en zonas verdes y con muchas más aplicaciones que les explico más adelante.

El inventor de este producto no es un europeo, americano o una gran compañía, es un ingeniero químico del Instituto Politécnico Nacional, de nombre Sergio Rico. Ya están vendiendo y produciendo de manera industrial, formando una red de distribuidores en el país. Y como en este caso aplica el dicho de que "nadie es profeta en su tierra", sus ventas se han centrado en países como La India, donde lograron reducir en 60 por ciento el uso de agua en riego de palmeras de aceite, Rusia está recuperando dos mil hectáreas deforestadas como programa piloto, Ghana, etcétera.

Les explico en qué consiste esta tecnología. Es un polímero que al entrar en contacto con el agua activa los iones de las moléculas del agua y se compactan quedando de manera sólida. Ahora se los explico en español. El polímero es un polvo que cuando lo ves, es como la sal y al entrar en contacto con el agua se transforma en algo parecido a pequeñas bolitas de gel como el que se usa para peinarse. El polímero tiene la capacidad de conservar el equivalente de 500 a mil veces su peso en agua. Dependiendo del PH de esta. Doy un ejemplo para que quede claro: con 40 gramos de este polímero, puedes almacenar el equivalente a 40 litros de agua, su uso es sólo para agricultura, no es apto para consumo humano. A continuación, les explico sus aplicaciones de manera práctica.

En un invernadero de producción de tomates, antes de plantar la plántula, pones el polímero en el suelo o el sustrato. El polímero ocupa estar pegado a la raíz, ya que su función es retener la humedad, y de esta manera la planta toma lo que ocupa, ya que no existe filtración de agua al subsuelo. Esto permite que no sea necesario regar tantas veces la planta, recuerden que la función del riego por goteo es mantener humedad en la raíz. El ahorro de agua se estima en cuando menos un 50 por ciento.

Otro ahorro es en los costos de fertilizantes que se aplica a través del sistema de riego, ya que al no existir permeación al subsuelo, no se desperdicia este. Ahorro en energía eléctrica al tener que utilizar menos veces las bombas eléctricas para regar. Recuerden que este polímero almacena agua y que la planta va tomando lo que ocupa, así que es necesario seguir regando y el color de las hojas de la planta te dirá cuándo regar.

En los campos de golf, uno de los costos más altos es el riego de estos. Si se pusiera este producto, se pudiera reducir en un 60 por ciento la cantidad de agua necesaria para mantenerlo. Se imaginan... Por ejemplo, en Los Cabos, donde es muy escaso el vital líquido, poder almacenar en el mismo campo el agua de lluvia y reducir a la mitad el agua usada. Otra excelente característica del producto es que dura de ocho a 10 años, no es necesario aplicarlo anualmente.

En México ya se utiliza en praderas para ganado, huertas de aguacate en Michoacán, cultivos de caña y cultivos de maíz en Jalisco.

El nombre se le ocurrió al ingeniero Rico cuando se encontraba en una expo en Ciudad Guzmán, Jalisco. Comenzó a llover y se mojó su polímero, que tomó la forma de gel, cuando le preguntaron qué era eso, se le ocurrió contestar, LLUVIA SÓLIDA.