Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Lo sucedido a exgobernadores, un aviso para todos

EN EL BLANCO

Motivos de preocupación. El Gobernador y sus principales colaboradores tienen razones para preocuparse. En menos de un año y medio en la Presidencia, Enrique Peña Nieto ha metido a la cárcel a tres exgobernadores. Andrés Granier, de Tabasco; Luis Armando Reynoso Femat, de Aguascalientes y el más reciente Jesús Reyna, de Michoacán.

El Gobierno federal y algunas averiguaciones abiertas en los estados mantienen como prófugo al exgobernador de Tamaulipas Tomás Yarrington y otro más bajo sospecha, Humberto Moreira, de Coahuila.

Pero también están en capilla con señalamientos delicados en sus respectivos estados por mal uso de los recursos públicos los exgobernadores Ismael Hernández Deras, de Durango y Ney González, de Nayarit.

Alguien tiene que decirle al Gobernador Mario López Valdez, que su administración no debe dejar dudas de claridad en el manejo de los recursos públicos y mucho menos que los relacionen en hechos ilícitos. La pulcritud con la que se maneje será clave.

Porque está claro, la situación política de Malova no está nada clara. Sin pertenecer oficialmente a ningún partido político, sería fácil presa del gobierno federal.

El PRI lo considera fuera. El mismo lo hizo público en el 2010...Y después como Gobernador lo reiteró al declararse "Gobernador sin partido". Así ni el PAN pudiera sacar la cara a su favor ante una eventual acusación.

Tampoco el PRD, más preocupado por la división interna que otra cosa. Malova por lo que está sucediendo en el país y las detenciones y acusaciones en contra de exgobernadores, deberá de caminar con mucho tiento.

Vienen por Sinaloa. La elección panista entró a una fase crítica. Los equipos de campaña de Ernesto Cordero y Gustavo Madero se están dando con todo en las redes sociales. Difícilmente después del 18 de mayo, éstos grupos podrán limar asperezas.

A eso están conduciendo al PAN. En este escenario, los maderistas confían en ganar en Sinaloa. El trabajo lo han realizado y en eso basan su triunfo aquí.

Sin embargo, Cordero mandó a Sinaloa a su compañero de fórmula, Juan Manuel Oliva. Si, al exgobernador de Guanajuato, acusado de corrupción y despilfarro de los dineros públicos. Oliva recorrió algunos municipios de Sinaloa. Y cuando tocó Mazatlán se dieron reuniones privadas. No se descartó la posibilidad de que entre los convocados estuviera el alcalde panista, Carlos Felton. No sería ninguna novedad, pues es panista.

Lo interesante es que se tiene reportada además, días después de la visita de Oliva, la llegada de su esposa, quien fue enviada para "armar" la movilización de votantes el día clave; el 18 día de la elección. Y tampoco llama la atención ni causa asombro que digan que el operador político de Felton, Salvador Reynosa participara en esa reunión.

Por cierto, fuentes del Palacio Municipal acá en Mazatlán afirman que Reynosa ya alista maletas para cambiarse de la Oficialía Mayor en donde despacha en estos momentos a la gerencia de la Jumapam. Cargo que ya ocupó en la segunda vuelta como alcalde de Alejandro Higuera. Insisten en la salida del actual gerente Rigoberto Félix, quien es un técnico conocedor en la materia.

[email protected]