Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Lorenzo ¿Parachoques?

GUASAVE

Sólo era cuestión de tiempo; la suerte de Lorenzo Meza, el hoy ex director de la Universidad de Occidente, estaba echada desde hace rato. Lo traían en la mira y la oportunidad no se dejó pasar.

Había sorteado temporalitos que nunca llegaron a tormenta, que "le hicieron lo que el viento a Juárez", y la cual fue creada por una facción del Sindicato de esa institución para intentar inútilmente defenestrarlo, mientras sus detractores, por el fracaso, alcanzaban los mismos niveles de "locuacidad".

Hombre de tendencias izquierdistas, hasta románticas creo, la verdad nunca entendimos, primero, dado su perfil trasnochado, como aceptó ser director de Sedesol durante el trienio de Domingo Ramírez, para terminar cayendo a las primeras de cambio, debido, según se dijo en aquellos días, porque no soportó la corrupción que operaba en su interior.

Menos nos explicamos cómo Lorenzo Meza, cinco años después se incorporó a la Dirección de la U de O, institución académica que si bien en apariencia nada tiene que ver con los vaivenes de la política, su operación ejecutiva y de administración se rige bajo los cartabones sesgados y a veces inconfesables intereses de grupos del gobierno.

Hemos de reconocer en Meza su capacidad docente y, pruebas en contrario, su rectitud, virtudes que se contraponen a lo que en la función pública se consideran pecados: una franqueza que raya en la imprudencia y su explosivo e intolerante talante "medio tumbadón".

Y en ese pecado llevó precisamente la penitencia, que fue ocasión de su estrepitosa caída de la titularidad de la Dirección de la Universidad de Occidente, en tanto muchos aplauden con "las patitas" y también festejaron ruidosamente.

Acostumbrado al ejercicio lenguaraz, sin más sustento que la declaración mediática, como "El Borras", se adentró en la aventura de acusar sin pruebas a funcionarios de la Junta de Agua Potable por acoso sexual en contra de una jovencita que prestaba su servicio social. Y si las tiene -las pruebas- nunca las formalizó ante las instancias competentes.

Fue precisamente exhibir públicamente la presunción de que en Jumapag hay un "Demi More" masculino, lo que hoy se especula resultó ser el factor del fulminante cese al que eufemísticamente tratan de disimular diciendo que Meza se va a realizar un doctorado.

Hoy Lorenzo Meza se va, dejando que en el ambiente flote la duda sobre si el señalamiento que hizo a funcionarios de Jumapag es o no cierto.

Si fue verdad la acusación y tiene pruebas, mal que no las haya presentado. Si se trató sólo de invención con ánimos protagónicos o de sacar alguna ventaja, peor aún, pues como reza el dicho, calumnia que algo queda y en esa situación seguramente quedan a los que se apuntó como acosadores sexuales.

Lo que queda claro, al margen de todo en lo que se vio involucrado Lorenzo Meza, es que contra el gobierno no hay defensa.

Los regidores.- Ayer en el popular comedero "La Campiña" los regidores priistas actuales se reunieron con el presidente del Comité Municipal del PRI, Víctor Espinoza.

Por espacio de algunas horas, entre humeantes tazas de café y suculentos desayunos, intercambiaron impresiones o quién sabe qué. Por cierto, los "lengua de lija" se preguntaban para qué la reunión, cuando el que "les tira línea" a los regidores es el alcalde Leyson. ¿Qué querrían decir, tú?