Opinión

Los Godínez

Per saecula saeculorum
Avatar del

Por: Beatriz Acevedo Tachna

Haceunas semanas, durante una cena con mis amigas de diferentes generaciones surgió un término que por un momento me sentí apenada por desconocer: "Los Godínez", yo tuve vergüenza de preguntar a que se refería mi amiga pero una con menos pelos en la lengua si se atrevió y su simple y breve explicación fue suficiente para que al día siguiente yo estuviera investigando todo sobre ellos en la red ya que me gusta siempre estar actualizada. El apodo decía que tenía su origen en un personaje del Chavo del 8, un niño con camisa amarilla, overol y gorra verde con la visera volteada. Este personaje mostraba total desinterés en las clases, hacía todo lo posible por evitar ser interrogado por el 'Profesor Jirafales' y las pocas veces que sucedía decía un comentario que lo sacaba del apuro. Algunos de ellos notaron la similitud entre sus compañeros de oficina y ese memorable personaje, ambos evitaban a toda costa ser interrogados por sus jefes, decían el comentario imprudente en el momento más inoportuno, pero principalmente eran expertos en hacerse mensos pa' trabajar lo menos posible. Primero fue uno, pero poco a poco fueron más los oficinistas que fueron recibiendo este apodo. Entre las mil y una cosas que encontré me di cuenta que no se bajo que piedra vivo que nunca había oído mencionar este tan popular apodo que en pocas palabras se refiere a todos los hombres y mujeres, especialmente a aquellos que laboran en una oficina, con horario estricto de entrada y de salida, esos que no se quedan ni un minuto menos ni un minuto más de sus 8 horas de jornada y que a parte se caracterizan por tener una hora fija de comida que regularmente comparten con sus colegas y compañeros de trabajo que ya conocen la fonda cercana de Doña Panchita, que se lanzan por el Lonchibón, o se sientan juntos en el comedor de la empresa. En palabras más simples los famosos "Godínez" son todos los oficinistas que trabajan para una empresa o dependencia del gobierno, que se transportan en carro propio, moto o arriesgan su pellejo en el transporte público, metro, taxi o a pie para llegar a tiempo a "chequear" su hora de entrada y que no se las descuenten, son los encargados de realizar las profundas "charlas de integración" (chismear) entre compañeros cuando el jefe se va y se les puede identificar fácilmente por la forma en la que visten, siempre con uniforme, traje, traje sastre, polos casuales pero indudablemente siempre traen colgando de alguna prenda su gafete que los identifica en la empresa. Una de las especialidades de las mujeres "Godín" (como también se les llama) es que siempre son las primeras en organizar los pasteles o comidas de cumpleaños para cada uno de los miembros de la oficina, al igual que arreglan la logística para terminar todo a tiempo y poder salir a tomar los "juevebes" día ideal en el que salen en grupo a quejarse de sus jefes y chismear de sus colegas, la guapa, la chismosa, la consentida, la barbera, el inconforme, la grillera, la rata, el infiel y la piruja. Pero volviendo a la oficina, es común que las mujeres Godín se dediquen a las ventas por catálogo, o a las manualidades vendibles, ya sea joyitas, zapatos, ropa interior, colchas, pinturas, 'tupperwares' o básicamente todo lo que puede ser comprado en abonos, obviamente a escondidas del jefe que no se debe enterar de este tipo de comercio dentro del lugar de trabajo o que si es alivianado se puede convertir hasta en su cliente. También es curioso lo que hacen los trabajadores cuando el jefe no está, que es el momento ideal para arreglarse las uñas, cobrar la "cundina", meterse al baño, visitar a los compañeros de otros pisos u otros departamentos o hacer llamadas de larga distancia gratuitas. Entre los problemas que un Godín debe lidiar está el tener que tener el uniforme limpio todos los días, es imposible, ya que cuando mucho tienen dos y la semana tiene 7 días, así que aprenden técnicas para disimular lanchas, combinar prendas, y planchar en turbo para poder llegar presentable a la oficina sin tener que haber pasado por un régimen esclavizante. En fin, son mil cosas lo que definen este moderno y simpático estilo de vida que ha existido desde todos los tiempos (antes llamados "Gutierritoz") y yo me voy enterando y a mucha honra reconociendo que dos años de mi vida fui Godín y me la pasé divertidísimo, eso de levantarte en friega a las 6 de la mañana para bañarte a más tardar a las 7, arreglarte, desayunar y salir corriendo a una jaula de 3x3 llamada "oficina" donde pasas 8 horas sentada en una silla giratoria, bueno tiene su encanto hasta que logramos despertar lo que queremos hacer como independientes, emprender, cambiar de trabajo o crecer en la misma empresa, mientras tanto saludos a todos los Godínez y que sigan siendo productivos sobre todos los ¡viernes de quincena! ///

Twitter@BeAcevedoTachna