Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Los adversarios del pasado inmediato, ahora aliados

SOBRE EL CAMINO...

Más claro no canta un gallo: la reconciliación política propalada a lo largo y ancho del territorio sinaloense no está sujeta a la discusión interna de los militantes priistas ni a opiniones contrarias de la clase dirigente, lo que quiere decir que los adversarios del pasado inmediato que jugaron en contra del tricolor en la pasada contienda gubernamental, ahora son aliados y miembros del tricolor con sus derechos políticos a salvo. Se trata de un nuevo espíritu conciliador.

La tarea de reconstrucción del priismo se ha visto reflejada no sólo en el nuevo mensaje político que ha introducido el gobernador Mario López Valdez en sus giras de trabajo por los 18 municipios, a cuya agenda de inauguración de obras y puesta en marcha de otras le agrega reuniones privadas con los funcionarios de los ayuntamientos e incluyendo a los cabildos, a cuya burocracia po- lítica los convoca e invita a la unidad, misma operación que realiza Martha Sofía Tamayo, pero entre la militancia.

La líder estatal del tricolor hace la chamba política quizá apegada a instrucciones superiores, de otra manera no se entendería que utilice el mismo discurso del gobernador, aunque sea en diferentes escenarios, discurso que muchos priistas no terminan por aceptar al 100 por ciento, pues todavía en algunos casos las heridas sangran y el llamado a olvidar las deslealtades ofrece resistencias, pero de alguna manera el peso de los mandos en acuerdo común las va minando y cada día son menos los que se oponen.

De hecho Martha Sofía Tamayo ha dicho con toda claridad que el PRI no es ni conforma un bloque opositor, sino por el contrario, está abierto y dispuesto a trabajar con quienes fueron adversarios en procesos electorales anteriores, en clara referencia a la gubernatura que provocó el parteaguas político tricolor que ahora vuelve a unirse o intentan unirlo mediante las reglas de la madurez, la civilidad y la conciliación como nuevas actitudes promovidas por los líderes para convencer a la militancia.

Bajo ese contexto político de conciliación y perdón a los adversarios, a las reuniones que preside la dirigente estatal asisten sin ningún remordimiento quienes dieron las contras y no por decisión personal, sino a invitación expresa de los dirigentes de los comités municipales, convocatoria que no es precisamente a iniciativa de los que aún no olvidan la deslealtad, sino más bien por indicaciones de quienes mandan, de tal manera que los malovistas tienen la puerta abierta para promocionarse.

GOTITAS DE AGUA. Utilizar el lenguaje de la conciliación, los consensos y los acuerdos en los tiempos álgidos del proceso para la selección y elección del candidato a la dirigencia estatal del PRI era prácticamente tema prohibido, pero a pesar de ello el guamuchilense Heriberto Galindo lo hizo suyo, sin importarle exponerse a las severas críticas de la clase política localista con ínfulas de pa- téticos iluminados, y miren cómo son las cosas, ahora es la materia prima del discurso oficial en forma de incontinencia, lo que da la razón a la visión que promulgó con iniciativa anticipada el diputado federal...Ese mensaje de conciliación se verá fortalecido sin duda alguna en las próximas elecciones federales, en cuyo proceso no sería sorpresa que muchos de los que cabalgan en las ancas del malovismo entren a la competencia por una curul federal. Ahí están el rosarense Karim Pechir, quien buscará ser candidato del PRI por el Sexto Distrito Electoral; Gerardo Vargas Landeros, por el Segundo Distrito con cabecera en Ahome;Juan Ernesto Millán, por uno de los distritos de Culiacán. Esto tan sólo por mencionar a tres de los que fueron adversarios en el pasado inmediato y que ahora la conciliación los convierte en aliados.

[email protected]