Selecciona tu región
Opinión

Los ahomenses se quedan con un mal sabor de boca tras salida de Chapman y compañía

El Ingenio

Por El Ingenio

-

Color de rosa. Nadie esperaba otra cosa más que el alcalde sustituto de Ahome, Juan Francisco Fierro, pintara color de rosa esta administración iniciada por el exalcalde Guillermo “Billy” Chapman y que él concluye. Fierro se dijo satisfecho de los logros alcanzados y será él, Chapman y sus funcionarios consentidos que están con ese ánimo porque la mayoría de los ahomenses quedaron insatisfechos. Les ponen una “tacha”, están reprobados porque mostraron, sobre todo Chapman, todo lo contrario de lo que debe de ser un servidor público. Y ni se diga la mayoría de los regidores, que en lugar de ser contrapeso del alcalde y sus funcionarios, fueron “tapadera” por conveniencia. Lo bueno, dicen muchos, es que tras el informe ya se van porque de aquí al día último de este mes van a nadar de muertito.

Paniqueados. Después de haber vivido estos tres años en “la gloria”, algunos funcionarios y exfuncionarios chapmistas empezaron a sentir el rigor. Y es que el alcalde electo Gerardo Vargas Landeros ya los trae de bajada, como en el caso de la Japama, que les ha pegado duro. Incluso, no es poca cosa la revelación que hizo de que funcionarios del Ayuntamiento tenían bloqueada y amenazada a la titular del Órgano Interno de Control de la paramunicipal, Elizabeth Zamorano, para que no actuara contra alguno que haya cometido alguna irregularidad. Dicen que se tiene todo documentado de lo que se hizo ahí. Ya cuentan que Jorge Cincel dejó la gerencia de operaciones tras no acceder a firmarle unos documentos a la gerente de Administración y Finanzas, Diana Margarita Rubio. A esta hace unos días la vieron discutir con Zamorano. Son los signos del desespero, del estrés, del fin del trienio. Por algo será. Así andan en otras áreas.

Por el sí. El signo más claro de que la consulta ciudadana sobre la planta de fertilizantes en Topolobampo está en puerta lo puso a la vista el alcalde electo Vargas Landeros. Al asistir a una reunión con los del Consejo de Desarrollo Económico en Sinaloa, señaló que el lunes pasado se reunió con funcionarios federales para ver el tema que “está muy avanzado”. Hasta habló que la Secretaría de Gobernación es la que va a realizar la consulta. Todo apunta que el informe que le dio la Semarnat al presidente Andrés Manuel López Obrador hace viable el proyecto porque de eso dependía si este le daba para adelante o no a la consulta. Por lo pronto, Vargas Landeros se puso al frente para el “sí” a la planta.

Cifras. El secretario de Salud en Sinaloa, Efrén Encinas, tiene las cifras equivocadas o las maquilló de los casos de dengue. Y es que ante la presión del Congreso del Estado, el funcionario estatal dio a conocer que en Sinaloa solo se han presentado dos casos de dengue: uno en Eldorado y el otro en San Miguel Zapotitlán. Sin embargo, no solo le ha pegado el dengue a una menor de esta comunidad ahomense, sino hay más en otras del municipio. Ya en  eso del manejo de las cifras se graduaron con lo del coronavirus.

Contención. Golpeado por sus propias decisiones y acciones antes de tomar protesta, el alcalde electo de El Fuerte, Gildardo Leyva, tuvo que hacer algo positivo para contener la avalancha de críticas por los nombramientos de funcionarios “fuereños” y el fiestón que hizo para celebrar su cumpleaños, lo que no lo distingue de la alcaldesa Nubia Ramos. Por eso, con el ambiente ensombrecido en su contra, Leyva llevó luminarias al ejido Lázaro Cárdenas, perteneciente a la sindicatura de Jahuara. Era una demanda de los pobladores que llegada la noche quedaban en tinieblas. Todavía le quedan días para entrar, pero con esto Gildardo Leyva manda el mensaje de que ya empezó a gobernar. Y no dejó de criticar al gobierno de Ramos que no resolvió ese problema. Ni otros.

Síguenos en