Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Los aprontados

NUESTRA OPINIÓN ESTATAL

Más allá de las aspiraciones políticas de los funcionarios y legisladores aprontados por subirse al carro de la sucesión por la gubernatura o de buscar alguna postulación para las diputaciones federales que estarán en juego próximamente, incluso al margen de que sean o no los tiempos para mostrarse, sería mejor que quienes ya se metieron a esa carrera no descuiden su función y se pongan a trabajar para que cumplan con la responsabilidad que les fue conferida, pues para eso se les paga exageradamente bien.

Resulta, incluso, lamentable y en algunos casos hasta insultante que en esa dinámica de ir brincando de un cargo de elección popular a otro se descuide la atención de las necesidades del estado y de sus habitantes, evidenciando con ello sólo ambición de poder y sepultando el supuesto deseo de servir .

Para nadie es un secreto que muchos ya están haciendo "su luchita" por lograr una postulación para las próximas elecciones en que se elegirán a diputados federales, mientras que otros más se dejan ver más allá de lo habitual, tratando de impresionar o de tomar ventaja en esa carrera por la sucesión, una competencia que, por cierto, aún y con el llamado de Vargas Landeros a no adelantarse a los tiempos, parece haber iniciado ya.

Y es que el mensaje enviado por Peña Nieto al gobernador, en su última visita, en donde le pidió no matar esperanzas, en clara alusión a las aspiraciones de David López, su coordinador de Comunicación en el gobierno federal, no es para ignorarse, muchos menos para que los demás interesados en esa postulación se queden cruzados de brazos y realicen también su lucha.

Finalmente, el que sean o no los tiempos sale sobrando, pues hasta el gobernador antes de serlo fue candidateado con antelación y vaya que se lo tomó en serio, tan en serio que consiguió destronar al PRI de la gubernatura. Partiendo de este ejemplo, queda muy claro que los llamados a "no adelantarse" que, seguramente seguirán surgiendo, serán sólo palabras que se pierdan en el viento.