Opinión

Los apuros de Atlas y Murciélagos

Por: Filiberto Inzunza

“Vuelve, vuelve primavera / vuelve, vuelve que te espero”. Aquel viejo rock and roll de los años 60. Y regresa hoy mismo y siempre, esa primavera de mi juventud. Cómo no tararearla o cantarla frenéticamente por la mañana, en la hora del café. Máxime en este mes de marzo, más loco que su anterior, con un clima cálido, que luego se torna frío y “apapachador”. Le hablo a la vida y me responde: ¡Andiké! Entre tanto, diremos que llega otra oportunidad para el “paisano” Gerardo Espinoza, que entra de relevo, -nuevamente- a la dirección técnica del equipo Atlas en la Liga MX. Le dieron las “gracias” al argentino Rubén Omar Romano, y el apagafuego, llamado “Geras”, busca sofocar ese incendio en la Academia. Esto es algo parecido, -lo del Atlas- a lo que sucede en el Club Murciélagos, F.C., de la liga de Ascenso. Ahí en el timón de Los Caballeros de la Noche se encuentra nuevamente nuestro viejo conocido y amigo Lorenzo López Balboa. “Rocky” siempre llega en los momentos de apuro y con problemas.

Colofón. Y a propósito de marrus, fuchites, uyikamis, -traducción- “Mi vida yo te quiero tanto, que ni en sueños”. ¡Ai´sí! Lo de los rojinegros del Atlas y los mamíferos de Los Mochis es algo parecido. Ambos clubes están peleando por el no descenso. Andan que trinan con el porcentual. Cada quien en su categoría, pero ya el agua les llegó al cuello. Un plan emergente buscan sus directivos, cuando no hubo la planeación debida, y ahora escudriñan por esa tablita salvadora. ¡Yanila!