Opinión

Los cierres

Por  ROMPEOLAS .

Los cierres. Como muchas personas todavía no entienden que deben quedarse en casa porque hay una emergencia sanitaria, el Gobierno del Estado decidió cerrar los comercios del centro de la ciudad de Culiacán que no son considerados como esenciales, como las tiendas de venta de tela, de ropa, de calzado y de bisutería, donde se acumulan muchos clientes y no se guarda la sana distancia, con el riesgo de contagios de coronavirus. Con esta medida, se busca desmotivar que la población salga de su casa, y la única forma de lograrlo es cerrar todos los negocios que no son prioritarios, en especial durante las próximas dos semanas, que son vitales para detener los contagios. Todos los días se multiplican los casos confirmados de Covid-19 en Sinaloa, donde ya se superaron los 100 casos activos y alrededor de 300 sospechosos que se encuentran en espera de los resultados de las pruebas que les fueron aplicadas. La situación sanitaria es muy grave, y es necesario que todos se lo tomen en serio, de lo contrario la emergencia se extenderá más días.

Fallan protocolos. En las últimas semanas han hecho denuncias en contra de los hospitales públicos porque incumplen los protocolos sanitarios para atender los casos sospechosos y confirmados de coronavirus. En el Issste, se acusó que colocan a los pacientes con síntomas de esta enfermedad junto con los otros mientras confirman o descartan que tienen Covid-19, con los riesgos que esto representa. También han acusado al IMSS, donde los mismos trabajadores denuncian que no se cumplen con los protocolos, y ellos mismos han sido puestos en riesgo. A esta Redacción llegó la queja de un derechohabiente del IMSS de 49 años, quien el pasado 27 de marzo acudió a la Unidad Médica Familiar 36 del IMSS en Culiacán, debido a que se sentía mal de salud, y él creía estar enfermo de coronavirus. Sin embargo, cuando fue atendido se le dijo que no se encontraba grave como para que le realizaran la prueba, y únicamente se le recomendó reposo, porque se le diagnosticó influenza. Cuatro días después, regresó para pedir que se le hiciera la prueba porque los malestares incrementaron. En el Hospital Regional del IMSS accedieron a realizarle la prueba, y le pidieron que regresara dentro de tres días. Fue una semana después cuando le informaron que había resultado positivo de Covid-19, y todo este tiempo pudo haber contagiado a otras personas. Este tipo de fallas en el Seguro Social ponen en peligro a la población porque no se siguen los protocolos, y ni en una emergencia sanitaria mejoran la atención a los derechohabientes. ¿Cuántos casos como este habrá? ¿Cuántas personas habrán sido contagiadas por negligencias como esta en el IMSS? 

Inseguridad. Ni la emergencia sanitaria ha detenido a los delincuentes, que se siguen con los robos, los asaltos, los “levantones” y los asesinatos. Aunque los índices de delitos del fuero común han sido menores en las últimas semanas, todos se aprovechan de la situación, y ahora ingresan a los comercios con cubrebocas que les tapan el rostro para asaltar. Esto a pesar del gran despliegue de policías que hay por zonas comerciales para invitar a las personas que se retiren a sus casas por la emergencia sanitaria del coronavirus.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo