Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Los créditos de Infonavit

GUASAVE

Guasave.- El tema de los créditos del Infonavit es un punto que siempre ha creado polémica, sobre todo en lo que respecta a la forma de cómo se atrapa a los trabajadores en un financiamiento que les dura toda una vida para poder pagar el compromiso, y eso sí se logra, pues en muchas de las ocasiones las historias terminan de fea manera: con el despojo de patrimonio.

Casos hay muchos, como los denunciados ayer en conferencia de prensa por parte de un grupo de personas que se dice afectado por las políticas de la institución de gobierno.

Los afectados definen su conflicto con Infonavit como una especie de "dolor de cabeza", mismo que debe ser interminable, pues cuando se tiene una vivienda de interés social amarran sus sueldos por un prolongado tiempo.

Estando la situación de crisis como se encuentran la mayoría de familias, las autoridades federales deberían de buscar formas de cómo no estrangular sueños y sueldos de los trabajadores que acceden a créditos de vivienda.

Maru Romero, cordinadoa estatal de la Asociación Amor por tu Casa, otorga números y estos hacen referencia al hecho de que en Guasave se atienden 46 casos, de los cuales 31 están en proceso de regularización, pero en Culiacán tienen 360 expedientes, 60 casos en Los Mochis e igual cifra en Mazatlán, además de 50 familias en espera en Guamúchil y otras 30 en vías de regularización.

Esos son los casos documentados, pero seguramente habrá muchas otras historias de quienes tienen que buscar la forma de cómo pagar sus créditos, alimentar a sus hijos y pensar en darles educación.

Por supuesto que no se propone una cultura del no pago, sino que se dejen de buscar condiciones más propicias para las familias que en ocasiones no satisfacen los elementales derechos por pagar sus créditos de vivienda.

Esa es solo una parte de la realidad económica de las familias sinaloenses que tienen la suerte de tener una casa de interés social y que la ven como una especie de patrimonio, pero muy a largo plazo.