Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Los efectos de un rumor

MAZATLÁN

Eran cerca de la medianoche del 31 de diciembre de 1999 y millones de personas en el mundo estaban alarmadas. A nivel mundial, se había propagado la idea de que por un error de dedo, en internet se generaría una falla que provocaría que las máquinas y sistemas bancarios que hacían uso de la red se colapsaría. Las personas que pregonaban la idea del llamado "error del milenio" generaron explicaciones de todo tipo sobre su teoría, algunas muy elaboradas, que incluso usaban algoritmos matemáticos para poner en evidencia que el desastre ocurriría. Cuando llegó la fecha, nada de consideración pasó. A lo largo de las últimas décadas han ocurrido varios fenómenos, rumores que alimentan el temor de muchas personas. Algunos son creados con una intención de distraer a la gente de temas realmente importantes –generalmente creados y difundidos por el Estado– y otros surgen dentro de la misma sociedad. ¿Recuerda cuántas noticias leyó y vio sobre El Chupacabras? Lo increíble de este ser es que variaba de aspecto en cada país, en cada ciudad. Igualmente, tenía la capacidad de atacar animales de manera simultánea. Mucha gente temía salir de noche, otros reforzaron sus puertas y ventanas. Pero nunca nadie vio al escurridizo animal y se terminó por concluir que todo se trataba de un rumor. Lo mismo pasó con la llegada de las abejas africanas en algunos estados del norte de México y el sur de los Estados Unidos. Se hablaba de una invasión de estos insectos que provocaría miles de muertes. Tampoco pasó. Hace un par de años, en Veracruz, unos jóvenes difundieron por Twitter que grupos del crimen organizado atacarían escuelas. Se generó un caos, pánico total y las autoridades reportaron ese día un aumento de 80 por ciento en los accidentes. Todo fue falso, solo rumores. En Mazatlán, se han desatado rumores en las últimas semanas sobre la presencia de bandas que se dedican al robo de niños. Hasta el momento no existen denuncias, ni la autoridad tiene conocimiento de casos. Al igual que el colapso tecnológico del año 2000, el Chupacabras o las abejas africanas, todo han sido rumores en la ciudad. K