Opinión

Los escenarios políticos en Sinaloa serán muy competidos

Por: Fernando Zepeda

El escenario político en Sinaloa. Los focos rojos están prendidos. La que viene no será una contienda electoral fácil. Para nadie. Las condiciones que imperan en el país, sin duda, pero sin duda tendrán su reflejo en la elección de Sinaloa. De ahí la importancia de que cada uno de los partidos, sus coaliciones, alianzas y frentes estén evaluando permanentemente el escenario político sinaloenses. En el PRI sinaloense la luz amarilla se encendió. En los cinco municipios más importantes de Sinaloa, los que integran la coalición PRI, Panal y Verde tienen todavía un breve lapso para reconsiderar sus propuestas y buscar la más rentable electoralmente. En Salvador Alvarado la fortaleza está en su aspirante a la alcaldía Carlos Mario Ortiz. Pero la endeble posición de quienes aspiran a las diputaciones, le aporta poco. En Guasave Diana Armenta a pesar de las dificultades en la administración municipal, su postulación para la reelección se percibe bien. Sin embargo, tendrá enfrente al diputado federal panista Jesús López. Será sin duda un interesante duelo. Nada fácil para ambos. En Ahome Álvaro Ruelas va bien. Tiene fuerza política y si se logra la unidad de todos los grupos priistas en ese municipio tendrán la posibilidad de levantarse con el triunfo. Los panistas en la alianza con el PAS les resulta simplista sumar los votos que obtuvieron en la pasada elección local. Y deben saber que no es así. De cualquier modo, los panistas piensan regresar a lo que hace tiempo fueron en Ahome. En Culiacán, Jesús Valdez anda bien, pero no como él y muchos creen. En la capital del estado confluyen las corrientes del PAN y del PAS. A eso hay que sumarle la candidatura independiente de Manuel Clouthier. Y el crecimiento de Morena bajo la sombra de su caudillo Andrés Manuel López Obrador. Valdez y los priistas tendrán que demostrar lo que presumen en Culiacán. Y en Mazatlán las fortalezas de Fernando Pucheta serán claves para sacar adelante el triunfo. Tendrán enfrente a las dos parejas panistas que vienen para emular aquella presencia de Maximiliano y Carlota. Nos referimos a Carlos Felton y esposa. Y Alejandro Higuera y esposa. En medio de todos ellos está la presencia de Morena cuyo crecimiento es real, pero todavía poco medible. Las estructuras de cada quien serán claves.

Leña a la hoguera. El incidente puede tener varias lecturas. Ninguna buena. Resulta que el exalcalde de Concordia, Raúl Díaz, circulaba en su vehículo cuando pocos metros antes de llegar a su casa fue detenido por un retén de policías municipales. Le pidieron que mostrara papeles del vehículo. Su licencia para conducir. Todo. Y como no había nada de qué reprenderlo, el director de la Policía Municipal le exigió ponerse el cinturón de seguridad. Díaz se negó. Pidió que le levantaran una multa de tránsito. Y se fue. Pero fue seguido hasta su casa por el mismísimo director de policía que lo agredió verbalmente y lo aventó. El exalcalde tiene meses advirtiendo que políticamente está en desacuerdo con el actual alcalde, hoy precandidato a reelegirse, Felipe Garzón. Solo falta que el jovencito que dejaron en la alcaldía, Jesús Trinidad Osuna, esté atrás de esta agresión contra Díaz para las diferencias se agraven y conviertan un asunto menor en una cosa política. Se menciona que no es la primera ocasión en que el director de la Municipal de ahí de Concordia se ve envuelto en un escándalo. 

En esta nota:
  • En El Blanco
  • Sinaloa
  • Política