Opinión

Los filtros

LA VIE ENROSE

Por  Ana en Rose

Los filtros(Imagen ilustrativa/ Pixabay)

Los filtros | Imagen ilustrativa/ Pixabay

 Un truquito o un ‘filtrito favorecedor’ nos puede ayudar a poder vernos al cien

Hace poco en Instagram (que es donde me la he vivido en estas vacaciones), me di cuenta que la gran parte de mi feed era algo fuera de lo que se ve en el día a día, maquillajes perfectos, gente subiendo fotos de sus viajes (pasados), cuerpazos en bikini, etcétera. Todo mientras yo me encuentro comiéndome unas papas preparadas en pijamas en la comodidad de mi casa (porque tampoco hay a dónde huir).

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Es cierto que en esta plataforma uno trata de subir o postear la mejor foto que se tiene, y de no ser así, pues entonces un truquito o un “filtrito favorecedor” nos puede ayudar a poder vernos al cien.

No estoy diciendo que una manita de gato no puede ser un gran aliado de vez en cuando, pero sí que las garras de tigre, de muchos filtros y retoques, donde la persona de la foto y la real apenas se parecen, quedaron en el 2019 (si no es que más atrás). Con eso dicho, no quiere decir que todo Instagram sea pura fantasía.

Hace unos días me encontré con el perfil de la Ana Paula Espinosa (@anapauespinosadelosm), donde en sus stories invita a todos a no usar los filtros que vienen en la plataforma, sino enseñar tu cara tal cual es. Cabe aclarar que ella se dedica al skincare, entonces esta dinámica es para demostrar que un buen skincare puede ser un gran filtro y deberíamos sentirnos orgullosos de nuestra propia piel y en mi opinión tiene toda la razón.

Por otro lado, hay filtros que son extremadamente necesarios, está el filtro solar. Si seguimos hablando de skincare, los filtros de la cafetera para los coffee lovers, pero sobre todo los filtros en nuestras palabras. Nos hemos enfocado en todos los filtros posibles en nuestras caras, que se nos olvida poner filtro en las cosas que nos pasan por la cabeza.

Se nos ha complicado más elegir una foto que saber cuándo dejar de criticar. Se nos hace muy fácil dirigirnos a la gente diciendo cosas sin pensar, pero extremadamente complicado escoger el tono perfecto que vaya con tu perfil.

Así que cierro con una invitación para todos (incluyéndome), de poner menos filtros en nuestras caras y más filtros en nuestras palabras. Al final, fotos cualquiera truquea, pero ¿cómo se truquea una fea mentalidad?

Ana en Rose.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo