Opinión

Los gobernadores de Sinaloa y Durango en anuncio de reapertura turística

EN EL BLANCO

Por  Fernando Zepeda

Los gobernadores de Sinaloa y Durango en anuncio de reapertura turística(Foto: Víctor Hugo Olivas/EL DEBATE)

Los gobernadores de Sinaloa y Durango en anuncio de reapertura turística | Foto: Víctor Hugo Olivas/EL DEBATE

A horas de la reapertura económica. Los gobernadores de Sinaloa y Durango estuvieron aquí. Ambos encabezaron la conferencia de prensa en la que se anunció la apertura de las actividades turísticas en Sinaloa para este miércoles.

Quirino Ordaz Coppel exhortó a los sinaloenses a respetar las indicaciones de las autoridades de salud. Con eso la ciudadanía permitirá que el Gobierno reinicie las actividades económicas que tanto requiere Sinaloa para evitar un colapso en la economía.

¡Ya estás suscrito a las alertas de noticias!

Ahora puedes configurar las notificaciones desde la campana

Los cuidados a la salud y la economía deben de ir de la mano, comentó Ordaz Coppel. Por su parte, el gobernador de Durango, José Rosas Aispuro, se mostró contento porque Sinaloa y particularmente Mazatlán reinicie sus actividades turísticas.

Y es que para los duranguenses su playa es la de Mazatlán, a tan solo dos horas de distancia por la autopista Mazatlán-Durango. Ambos gobernadores se mostraron optimistas por la reapertura de las actividades económicas.

 
Los gobernadores de Sinaloa y Durango en anuncio de reapertura turística

Más Rosas Aispuro porque Durango no está pintado de rojo por el Gobierno federal. Y precisamente ayer el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, dio a conocer que los estados que se mantienen con el color rojo son los que tienen intensa la ola de contagios. Pero que pueden ir limitadamente abriendo sus actividades económicas. No, pues bien claro.

En rojo o de color naranja, Sinaloa va a autorizar la apertura de negocios. Claro está con los riesgos que eso implica. Porque pareciera que muchos ciudadanos no entienden la gravedad de la situación. Ahí está el caso de Navolato, en donde el pasado fin de semana cientos de personas se metieron a las playas sin respetar las indicaciones de las autoridades de Salud.

El Gobierno municipal se declaró incapaz para frenar esta invasión de ciudadanos. Y a las personas no les importó ponerse en riesgo de contagio. Por cierto. En la reunión encabezada por los gobernadores de Sinaloa y Durango estuvo presente el alcalde Luis Guillermo Benítez.

Ahí en el presídium, gobernadores, secretarios de Turismo de Sinaloa y Durango y de Salud de Sinaloa, todos absolutamente todos con su cubrebocas.

¿Adivinen quién era el único que no lo traía? ¡Brujos! Pues el alcalde Luis Guillermo Benítez. Ese que ya padeció el coronavirus, pero al parecer no entendió la lección. Ese que ahí en esa reunión dio a conocer cinco puntos de acción que habrá de realizar -dijo- el Gobierno municipal ahora con la reapertura turística.

Una de ellas es instalar un módulo de información y orientación al turismo en torno a las disposiciones de Salud que hay que respetar. ¿Cómo? Si el Químico no respeta esas disposiciones. Entonces quién está obligado a hacerlo. Esa es la clase de alcalde que tenemos en Mazatlán.

Otro gobernador. En Nayarit se sancionará a quienes no cumplan con los reglamentos de salud. El gobernador de Nayarit, Antonio Echavarría García, comunicó en sus redes sociales a todos los nayaritas que al no respetarse las disposiciones de salud, se decidieron aplicar sanciones a quienes no porten cubrebocas y violen la sana distancia.

A los negocios y empresas que no cumplan con las condiciones que garanticen la salud de las personas, también se les sancionará. Eso pudiera hacerse en Sinaloa. Porque está claro: hay muchos que no entienden.

Fuera Ackerman de la UNAM. La plataforma Change.com reunió miles de firmas para demandar la destitución de John Ackerman como catedrático de la UNAM. Y se están tardando en expulsarlo del INE. Ya mostró el cobre y su enfermizo proceder.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo