Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Los intereses políticos y de grupo pesan aún para las soluciones

ACENTO

Sin duda, los resultados del periodo vacacional de Semana Santa, deben de ser analizados profundamente, no solo para definir saldos y derramas, sino para hacer una autoevaluación crítica de los problemas que siguen significando un lastre para la solución de los problemas y el desarrollo de Mazatlán.

Las disputas políticas, los intereses de grupo siguen pesando para que muchas de las deficiencias en materia turística sean resueltas. La división de grupos, el uso del poder para intentar, cada cual, llevar agua a su molino, también quedaron patentes en los días del periodo vacacional de Semana Santa y en el recuento de los hechos, nos podríamos dar cuenta que uno de los grandes problemas, siguen siendo que Mazatlán no conoce a sus turistas, ni conoce sus preferencias.

Se dudó que la implementación del Par Vial resolvería los congestionamientos y desde hace años no se tenía fluidez en la zona hotelera durante los días principales de Semana Santa.

Creímos que la expectativa de los visitantes era bailar y tomar en las calles y avenidas, integrarse a un ambiente de desorden acostumbrado en la Zona Dorada y el Bandódromo demostró que lo que los turistas buscan son nuevos atractivos, lugares seguros en los cuales divertirse.

Aseguramos que la instalación de barras en las playas dejarían sin clientes a los negocios establecidos y se comprobó que la mayoría de los bañistas llegan a las playas con sus alimentos y bebidas. Ese es el comportamiento de los visitantes y por ahí está la estrategia.

[email protected]