publicidad
Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Los llaman a cuentas

LOS MOCHIS

El exalcalde de Ahome Zenén Xóchihua Enciso, su exsecretario, Héctor Hugo Cruz, y los 18 exregidores del trienio pasado fueron citados a comparecer ante la Contraloría Interna del Ayuntamiento para que se defiendan en el proceso administrativo que se les instruye por la autoliquidación que recibieron.

La investigación oficial la inició el contralor Rolando Luque Rojas ante las observaciones que hizo la Auditoría Superior del Estado que encontró irregularidades en la revisión que realizó del último año de la administración municipal pasada.

Una de ellas es la megaindemnización de los exfuncionarios y exregidores panistas, priistas, perredistas y petistas.

Ya quedó claro oficialmente que la autoliquidación que ejercieron estos fue irregular, contrario a lo que expresó una y otra vez el exalcalde Zenén Xóchihua Enciso, que implementó ya de salida una política de rapiñaje del erario público.

Desatado el escándalo, Xóchihua Enciso regresó el monto de la autoliquidación visualizando que tarde o temprano lo tenía que hacer, pero para control de daños lo hizo en forma voluntaria, autocreándose una imagen de dadivoso que no le queda porque en el ejercicio del poder enseñó el cobre.

Incluso, su "viveza" le puede salir más cara, ya que en términos estrictamente legales Xóchihua Enciso no ha regresado el dinero a la comuna porque el que entregó lo hizo como "donativo" al DIF y no propiamente por el concepto de resarcir el daño que cometió a las arcas del municipio.

Los otros dos que regresaron lo que se llevaron son Fernando Ibarra Velázquez y Abraham Ibarra, a quienes inexplicablemente el alcalde Arturo Duarte García los incorporó a su gabinete pese a que él mismo calificó la autoliquidación como ilegal.

Incluso, ante la resistencia de este último le tuvo que poner plazo para que regresara el dinero porque de lo contrario lo cesaría como subdirector de Desarrollo Social, a lo que hizo en el último día del emplazamiento.

El procedimiento que se inicio es sano para lograr que el Ayuntamiento recupere el dinero que se ejerció de manera indebida y de paso exhibir a quienes abusaron del poder para provecho personal.