Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Los mexicanos ausentes

RINCÓN BEISBOLERO

Carencia. La búsqueda no exige mucho, rápido se da uno cuenta que entre todos esos nombres no hay uno solo que señale a un jugador mexicano. Anunciados ya los rosters de ambas ligas para el Juego de Estrellas de las grandes ligas y para no variar, la nacionalidad azteca no tiene quien la represente. Mal menor es pensar que detalle para la anécdota.

Se tenía la esperanza de que en todo caso, Adrián González pudiera aparecer como una de las reservas de la Liga Nacional pero ¡naranjas dulces!, no fue convocado ni por asomo. Puede pensarse, en descargo, que lo mejor es que no aparezca para que aproveche el descanso y reponga fuerzas.

Pero por más que podamos enlistar detalles y aspectos de este calibre, lo cierto es que resulta desalentador que no haya presencia mexicana en un juego que se bien es más que nada espectáculo, el altamente representativo de lo que es la mejor pelota del mundo. A querer o no, ahí aparecen varios de los considerados mejores peloteros del establecimiento ligamayorista y para abundar, que haya jugadores de muchos otros países que no son Estados Unidos, menos de México, da nuevamente mucho para pensar.

Que si la pensamos bien, el panorama se muestra harto desolador.

Futureando. La pregunta sería hace cuánto que el beisbol mexicano no vive "un gran presente", medido esto en referencia al proceso de exportación de peloteros y el subsecuente arribo de estos a Grandes Ligas. Desde hace rato que lo mejor que se habla es "del prometedor futuro", en base esto a la irrupción de muy jóvenes peloteros a quienes se espera que alguna vez, tarde que temprano, aparezcan con el equipo grande.

Por ahora, todo parece estar centrado en Julio César Urías, la "joya" de 17 años que tienen los Dodgers de Los Ángeles, pelotero producto nato de las ligas infantiles. Su nombre parece ser el único en cartelera en el digamos, corto plazo, cual se pusieran los huevos en una sola canasta.

Desplazó así a un Manny Bañuelos cuyo arribo a GL desde hace duerme el sueño de los justos y yace en camas del seguro social.

En reserva de que tal vez y más adelante pudieran ascender Antonio Osuna (recuperado de una lesión), Luis "Caballito" Heredia ("lo estamos llevando paso a paso"), Édgar Arredondo (ya operado vía "Tommy John").

Por ahora pues, poco o casi nada que haga lucir el panorama. Algo no está funcionando correctamente.

Oriental. Masahiro Tanaka a la lista de lesionados, noticia que circuló en las Mayores y que para algunos representa algo así como la puntilla parta las aspiraciones de los Yankees de Nueva York, que la verdad están batallando en serio en una división donde Orioles y Azulejos se están llevando el pato al agua.

Esto nos hizo recordar las recientes declaraciones del mánager Joe Girardi, quien confió que trataba de dar un día extra de reposo a Tanaka, más allá de hacerlo trabajar cada cinco días, por aquello de que en Japón estaba lanzando hasta con siete días de pausa. Eso y la lesión suena a junto con pegado.

Encrucijada. Lamentable lo de Jaime García, en camino a lo que será una nueva intervención quirúrgica sobre su humanidad. Nuevamente un freno en la carrera del lanzador zurdo de los Cardenales de San Luis y duro golpe para los patirrojos, quien también andan resintiendo la ausencia por lesión de Michael Wacha.

En el caso de García, queremos pensar que será uno de esos casos de pítchers que han sido capaces de levantarse de tener dos operaciones en su haber y más que afectarlos, les han servido para redirigir su carrera hacia el éxito.

O eso o el saberlo en ese momento en el cual llega el "te quedas o te vas".