Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Los moscos, grave presencia a la que pocos hacen caso

HISTORIAS Y AVENTURAS

El presidente Enrique Peña Nieto estuvo de visita en Mazatlán la semana anterior, y expresó: "Fúchila", vocablo que significa que algo huele muy mal y es desagradable.

Invasión es una palabra que representa muchas cosas, meterse en donde nadie lo llama, tomar por asalto algún lugar que no le pertenece, actuar indebidamente, y tantas más.

Ha sido esta palabra tema de películas: La invasión de los simios, Invasión en Hispanoamérica, Invasión extraterrestre, e Invasión del mundo, entre otras, como ejemplo.

En la época de los setenta, Luis Gambino Heredia, líder campesino de izquierda puso de moda la invasión de tierras, como un mecanismo de presión en contra del gobierno para que se diera el reparto agrario.

Y ahora está de moda la "La invasión del mosco", un animalito chiquito, molesto, dañino, revoltoso, ruidoso, que pica y hace mucho daño a la humanidad y también a los animales.

Pertenecen al orden de los dípteros, hay más de 120 mil especies y poseen cuerpo con cabeza, tórax, abdomen, dos alas, ojos compuestos y piezas bucales, se especializan en succionar, lamer o perforar.

Su ciclo de vida tiene metamorfosis de huevo, larva, pupa y adulto y es capaz de transmitir enfermedades como el dengue, el paludismo, la malaria y hasta salmonelosis.

Lo peor de todo es que "La invasión del mosco" está en todas partes, vuela a gran velocidad, se esconde en los rincones, ataca de día, y de noche duplica su fuerza, se mete en las orejas de la gente, lo hace con mucha destreza, y nadie hasta la fecha ha sido capaz de enfrentarlo, mucho menos combatirlo…Estamos pues, perdiendo la lucha en contra de esta grave invasión que arrasa por igual, ciudades, poblados, y campos pesqueros.