publicidad
Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

¡Los 'piojitos' al Mundial!; ¿Llegarán a la final?

ITINERARIO POLÍTICO

Hace unas horas el presidente Enrique Peña Nieto abanderó al seleccionado mexicano de futbol que participará en la Copa Mundial Brasil 2014.

La ceremonia se llevó a cabo en medio de discursos elocuentes, buenos deseos y un entusiasmo desmedido. Pareciera que, ahora sí, los otrora motejados "ratoncitos verdes" tendrían todo para llegar al quinto partido. Pero los buenos deseos no se quedan en eso. Resuelta que manos interesadas han echado a rodar el cuento de que los mexicanos en Brasil podrán ¡llegar a la final!

Está claro que si se pregunta a los aficionados al también llamado "balompié", si creen posible el "milagro mundialista", seguramente muchos estarían dispuestos a hacer lo necesario para que el milagro fuera realidad. Es decir, pocos estarían en contra de que los futbolistas mexicanos que competirán en Brasil se pudieran convertir en campeones.

Sin embargo, como sociedad, no podemos permitir el engaño y el autoengaño sistemático que, de nueva cuenta, nos quieren vender los empresarios de todas las industrias vinculadas al fabuloso negocio del futbol.

Y es que —les guste o no a los aficionados al "balompié"—, está claro que el resultado en un espectáculo deportivo como el futbol van mucho más allá de un acto de fe. Es decir, que millones de mexicanos pudieran soñar, especular, desear y hasta realizar cadenas humanas de oración para que los "piojitos" —como ahora se moteja a los futbolistas que acudirán al Mundial—, puedan llegar a la final. Sin embargo, los resultados no dependerán de los actos de fe sino de muchas otras variables.

Y no, no se trata de una actitud derrotista, tampoco malinchista y menos de un deseo aguafiestas. No, lo cierto es que el futbol mexicano, igual que la democracia en México, que la educación, la tecnología, la ciencia y las libertades básicas, están muy lejos del primer mundo, de los primeros lugares en las competencias globales.

Igual que en muchas otras actividades; como la política, el ejercicio del poder, la violencia y la inseguridad, en el futbol mexicano campean la corrupción, la transa, la manipulación y no pocos de los peores vicios de una sociedad en crisis, enferma, como la sociedad mexicana. ¿Ejemplos?

1. Luego de presenciar la más reciente final del futbol mexicano —entre los equipos León y Pachuca—, no pocos conocedores sostienen que el equipo Pachuca "se dejó ganar". Los argumentos que esgrimen son impecables, los videos ahí están, pero resulta que nadie será el valiente de hacer una denuncia pública y menos aportará las pruebas. ¿Por qué? Porque la transa es parte del negocio.

2. Igual que es parte de esa transa que el dueño de la defraudadora Oceánica, Amado Yáñez Osuna haya robado a Pemex para comprar el equipo de futbol Querétaro y que en otra transa similar ese equipo hoy pretenda ser parte de un nuevo grupo empresarial de queretanos.

3. Hace pocas semanas el futbolista profesional, Daniel Ramírez —de Pumas—, denunció públicamente que para enrolarse en la Primera División del futbol mexicano, no pocos aspirantes deben pagar una cuota en efectivo a los círculos de corrupción del Pachuca. Es decir, "se les cobra el piso", si lo queremos ver en términos de crimen organizado. Luego de la denuncia y una vez que el escándalo empezó a crecer, los "dueños de la pelota" apretaron tuercas. Daniel Ramírez se desdijo. Fue obligado a cambiar su versión. Y, claro, nadie investigó nada y el escándalo quedó sepultado.

4. Todos saben que hay límite para que los dueños de equipos de futbol puedan poseer más de un equipo en primera división; sin embargo, empresarios como Televisa, TvAzteca y Carlos Slim rompen la norma. ¿Quién dice algo? ¿Quién los sanciona? ¿Quién pone orden?

5. ¿Alguien sabe hoy cuánto ganan los futbolistas? ¿Cuánto gana Rafa Márquez, por ejemplo, a pesar de que no sabe ni leer? ¿Cierto o falso que los futbolistas que no son famosos también son explotados, igual que trabajadores en muchos gremios laborales? ¿Cuántos futbolistas de primera línea, que firman contratos millonarios en dólares, pagan los impuestos correspondientes a sus ingresos al fisco?

Los ejemplos anteriores son sólo una muestra de las irregularidades en las que se mueve una industria altamente rentable como el futbol mexicano. ¿Alguien con dos dedos de frente puede suponer que una industria en crisis de legitimidad, transparencia y legalidad, como el futbol mexicano, puede aspirar a los primeros lugares?

No, el sueño de los "piojitos" en la final, más bien parece un ardid engañabobos. Al tiempo.

www.ricardoaleman.com.mx twitter: @ricardoalemanmx