Opinión

Los problemas de los vectores

Por  Opinión Mazatlán

Los problemas de los vectores(Pixabay)

Los problemas de los vectores | Pixabay

El mosco Aedes aegypti, transmisor del virus del dengue y recientemente también —al menos en nuestra región— portador del zika y chikunguña, parece que siempre nos toma desprevenidos. Esto porque, a pesar de que ya sabemos que es una especie endémica que será muy difícil de erradicar, siempre termina afectando a muchas personas cada año, porque nuestro clima se presta además para la propagación del mosco.

Y si ya el mosco en sí tiene fortaleza para reproducirse y nuestro clima le favorece, todavía los ciudadanos y el Gobierno le ayudamos para que incluso sea más peligroso. No tiene lógica que alguien quiera enfermarse de zika, dengue o chikunguña, pero pareciera que hacemos todo lo posible por contraer uno de estos virus.

Resulta, pues, que los trabajadores de las cuadrillas de vectores —otra vez— como cada año están teniendo problemas para que les paguen su salario. Llevan dos semanas sin cobrar, y en la Secretaría de Salud no les resuelven. El trabajo no lo han «dejado tirado», como coloquialmente se dice, pero están a punto, si no les pagan, pues de ello depende el sustento de familias.

El mosco, tan chiquito como se mira, al transmitir el zika puede generar que las mujeres embarazadas presenten serias complicaciones neurológicas de los bebés al hacer. Ya de esto hay casos registrados en todos los países donde se presenta este virus. Qué lástima, pues, que los factores a favor del mosco sigan aumentando por falta de pago a los trabajadores de vectores. Ahora, de ellos no depende todo, la prevención es casa por casa, patio por patio, florero por florero. Cada quién tiene que poner de su parte.