Opinión

Los seis en la mesa

GUASAVE
Avatar del

Por: Moisés García

De cinco a seis aspirantes a candidatos a la diputación federal por el Distritro 04 serán los que podría manejar el PRI, algunos con más posibilidades que otros, pero que al final pudieran, los que menos tienen, emparejar momios, conforme a las circunstancias al momento de las decisiones.

Sin que el orden de los factores altere el producto, la lista a análisis estaría integrada por Ramón Barajas, Rosendo Camacho, Diana Armenta, Luis Cárdenas, Víctor Espinoza y José "Pepe" Menchaca López.

En el caso del exalcalde Barajas, aun cuando es reiterativo en el sentido de que no la anda buscando, resulta inevitable que su nombre, dada su relevancia política, se maneje como una de las principales opciones partidistas.

El hoy legislador local, además de contar con importante capital electoral, su desplazamiento y capacidad de gestión por el municipio lo hace mantenerse vigente, por lo que, aún asumiendo como dice, que prefiere terminar su actual responsabilidad, no se descarta un llamado de su partido.

Eso es por un lado, porque Barajas López, hasta lo que se sabe, de todos los prospectos es quien "puntea" la serie de encuestas, no sólo del PRI, sino las que se realizan por otros medios.

Por su lado, Rosendo Camacho Luque, con todo y que las circunstancias políticas lo hayan hecho perder la presidencia municipal, también tiene lo suyo, pues aparte del "voto duro" priista, él como líder natural del sector campesino es facilitador de al menos unos 10 mil sufragios más para sumarlos a su eventual causa.

Para muchos observadores del quehacer político, a la oportunidad que corre a su lado y pudiera tener Diana Armenta para ser candidata, lo es el género, llevada de la mano de la poderosa senadora, Diva Hadamira Gastélum.

Luis Cárdenas Fonseca, quien en opinión de los analistas del grupo resulta ser, técnica y profesionalmente el aspirante más calificado para llegar al Congreso de la Unión, se mantiene en "pie de guerra". Sin embargo, su postura de crítica irreductible hace que sus conservadores correligionarios lo vean de soslayo.

Por supuesto, no serán las fuerzas pueblerinas las que van a determinar la nominación, por lo tanto sus posibilidades radicarán en los asideros políticos de los que goza.

Ahora bien, a Víctor Espinoza, recién estrenado dirigente del PRI de Guasave, no hay remedio, lo pondrán "en línea" para competir internamente por la posición partidista, aunque para muchos, su mira está puesta más bien ya en la diputación local, ya en la mismísima alcaldía, dentro de dos años.

La lista la cerraría Pepe Menchaca, un activo nuevo del PRI en Guasave, cuyo destino inmediato pareciera ser la Secretaría general de la CNOP, como parte de un acuerdo con los grupos, después de la designación de Espinoza en el partido.

Para nadie es un secreto que Menchaca es uno de los priistas locales mejor identificado con la corriente de Heriberto Galindo Quiñónez, abierto aspirante a la gubernatura de Sinaloa, y si es cierto lo que dicen sobre su influencia en el centro neurálgico del poder federal, bien podría enseñarlo inclinando la decisión a favor de su pupilo.

Trascendido.- A propósito del proceso interno del PRI para designar a sus ocho candidatos a diputados federales, los cotilleos políticos hablan de que al gobernador le podrían ceder dos de ellas con figuras afines a su grupo, pero eso sí, de origen priista. Para uno de esos espacios dicen, está apuntado Gerardo Vargas Landeros, en Ahome, y el otro en Mazatlán.