Opinión

Los tamemes

COMPÁS Y ESCUADRA
Avatar del

Por: Marco Antonio Berrelleza

Los tamemes eran cargadores ancestrales del México antiguo, que sobre sus espaldas llevaban pesados fardos, de un lugar a otro, recorriendo enormes distancias. En aquellos años no se usaban las bestias de carga y tampoco había vehículos de transporte que usaran la rueda.

Dice Francisco Hernández, en Antigüedades de la Nueva España, que "todas las cosas del tributo las llevaban a México, de cualesquiera regiones por lejos que estuvieran, unos como fuertes cargadores, porque todavía no conocían las bestias de carga y por consiguiente estaban acostumbrados todos casi desde la cuna a llevar peso".

Con la llegada de los españoles la situación de los tamemes se agravó, ya que los mismos europeos los utilizaban como bestias de carga sin consideración alguna. Incluso les echaban sobre sus espaldas más carga de la que soportaban, a grado tal, que el 27 de agosto de 1529 el obispo Fray Juan de Zumárraga, por medio de una carta, denunció a viajeros españoles que abusaban de este tipo de indígenas.

Fue a partir de mediados del siglo 16 cuando la Corona Española dictó disposiciones para que los tamemes fueran sustituidos por mulas. En México las medidas fueron aplicadas por el virrey don Luis de Velasco. Sin embargo, no fue fácil el cambio, ya que los tamemes eran más efectivos que las bestias, a pesar de haberse construido caminos. Incluso, actividades económicas como la minería, la agricultura se vieron afectadas.

Incluso en nuestros días, en lugares ignotos de México, existen personas que se dedican a esta actividad.

www.historianews.com maberrelleza@hotmail.com