Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Los valientes no asesinan

HOY EN LA HISTORIA

El 17 de diciembre de 1858, Félix Zuloaga se pronuncia contra la Constitución de 1857, enarbolando el Plan de Tacubaya. Al aceptar el presidente Ignacio Comonfort el ofrecimiento de los insurrectos de seguir gobernando, bajo sus condiciones, se convierte en presidente ilegal, y toma preso a Benito Juárez, presidente de la Suprema Corte de Justicia. Sin embargo, se arrepiente, libera a Juárez y sale del país. Juárez, por ministerio de ley, se convierte en presidente y sale de la ciudad de México hacia Guanajuato, donde declaró establecido su gobierno. Así se inicia la Guerra de Reforma.

Poco después, Juárez y su gabinete se trasladan a Guadalajara. Los generales más capaces, los ejércitos más disciplinados y el clero estaban del lado de los conservadores. Juárez sólo contaba con algunos locos soñadores que buscaban un México democrático. El 13 de marzo de 1858, Juárez se encontraba en Guadalajara. En un momento determinado, las fuerzas del palacio se amotinan y toman preso al presidente. Al atacar las fuerzas leales de Juárez, los amotinados se dirigen hacia el mandatario para ejecutarlo. Pero ahí estaba don Guillermo Prieto, ministro de Hacienda, para salvarlo con su poderosa frase ¡Alto! ¡Los valientes no asesinan!, mientras los cañones de los rifles apuntaban hacia la cabeza de don Benito. Incluso, Prieto se interpuso entre el presidente y los fusiles. No está por demás decir que Juárez en sus Apuntes no da crédito alguno a Prieto. Incluso, años más tarde, el Benemérito hablará pestes sobre él. En fin, así son los hombres: de carne y hueso.

[email protected] historianews.com.mx