Opinión

El proyecto de Rocha, amenazado por sus propias traiciones

EL ANCLA

Por  Luis Enrique Ramírez

Rubén Rocha Moya, senador de la República(Foto: El Debate)

Rubén Rocha Moya, senador de la República | Foto: El Debate

Con la novedad de que el ánimo de los seguidores de Rubén Rocha Moya ha caído a niveles insospechados; el proyecto del senador para la gubernatura ya se empieza a colocar a un paso de la debacle. 

Es natural: el karma no perdona, y las leyes de la física indican que todo lo que sube, tiende a bajar. El boomerang le regresa a Rocha todas sus jugadas políticas de traición y avasallamiento. 

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Profundamente dividida, la militancia de Morena, por primera vez en dos años, coincide en un punto: el causante directo de esta fragmentación es Rocha, en su afán de sacrificar a medio mundo para sacar adelante su ambición personal para 2021, donde solo caben aquellos que adoptan ante él posturas de servilismo y genuflexión; justo lo que tanto ha luchado la izquierda por erradicar en sus prácticas.

Un personaje, sin embargo, se mantiene en la primera línea de la batalla rochista: el delegado nacional de Pesca, Raúl Elenes, integrado al trabajo de precampaña junto con su esposa, Verónica Bátiz, quien está a cargo del comité municipal de la estructura electoral del senador en Mazatlán. 

El interés tiene pies: a Elenes le urge que Rubén Rocha solicite licencia, puesto que es su suplente en el Senado de la República.

Desde los diputados locales y federales, hasta los funcionarios que presuntamente desvían el presupuesto para fondos de campaña (el misterio de los gastos sin comprobar de Graciela Domínguez y sus alfiles en el Congreso es una olla de presión a punto de reventar) buscan, a su vez, candidaturas a diversos cargos en los comicios del año próximo, como resultado de su apoyo a Rocha Moya. Igualito que el PRI de antes.

PAS CONTRA EL VIRUS. La presión de la sociedad está obligando a las autoridades para que se tomen medidas contra la pandemia, observó el presidente del Partido Sinaloense, Héctor Melesio Cuen Ojeda, al comentar el acuerdo del Consejo de Seguridad Estatal para el uso obligatorio del cubrebocas, medida propuesta tres días antes por el PAS, en una iniciativa de reformas autoría de la diputada Angélica Díaz de Cuen.

El partido cuenista recogió en esa iniciativa lo que ya es una exigencia masiva. Así lo demuestra la propuesta que, en este sentido, lanzó el PAS en la plataforma change.org. A una semana de subirse, la iniciativa supera ya las 50 mil firmas de sinaloenses.

Cuen explicó que la medida anunciada por el Comité de Salud no es suficiente, sino que es indispensable que se contemple en la legislación. En veinte entidades federativas, ejemplificó, el uso del cubrebocas es obligatorio, pero se ha impuesto sin modificar su normatividad, lo que pudiera generar situaciones de autoritarismo.

He allí la razón de que el PAS vaya más allá, al proponer modificar la Ley de Salud y la Ley de Responsabilidades Administrativas para que, cuando en el futuro exista una emergencia sanitaria como la actual, se implementen de inmediato las medidas preventivas y así evitar saldos fatales.

En tanto, el Partido Sinaloense inició una amplia jornada de distribución gratuita de cubrebocas en todos los municipios del estado.

CAMPAÑA MACRO. Por cierto, que ayer al mediodía se reunieron con los medios de comunicación, vía virtual, los coordinadores de la Campaña de Concientización Unificada frente al COVID-19: Secretaría de Salud, Secretaría de Economía, Comisión Estatal de Prevención de Riesgos contra la Salud, Protección Civil de Sinaloa, cámaras empresariales y el Consejo para el Desarrollo Económico de Sinaloa.

Se trata de la más completa campaña realizada en este sentido, con el objetivo de que la ciudadanía sinaloense tome conciencia de que la nueva normalidad no significa el fin de la contingencia. La pandemia continúa entre nosotros y es un riesgo mortal.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo