Selecciona tu región
Opinión

La diplomacia y el resorte de los euros; QOC, misión España

EL ANCLA

Por Luis Enrique Ramírez

-

Más de 4 mil empresas españolas funcionan en México, y ello da cuenta de la importancia estratégica de la inversión ibérica para nuestra economía. 
Después de Estados Unidos, el segundo país en importancia para la economía nacional es España, cuyos negocios florecen en México en ramos como el hotelero, el editorial, el bancario, la industria de la moda, la cinematográfica y la tecnológica.

Actualmente, en el sur de Sinaloa, por ejemplo, se construye el MZT Aerospace Park (el parque aeroespacial, como lo conocemos), cuya empresa ancla es de Barcelona, Singular Aircraft. El desarrollo contempla un nuevo puerto a 9 kilómetros de Mazatlán, con pista aérea para Boeing 747, central de autobuses, hotel y centro comercial. La inversión inicial de 60 millones de dólares viene aparejada con el Corredor T-MEC, que a partir de este punto en Sinaloa habrá de atravesar Estados Unidos y llegar a Winnipeg, Canadá.

RECOMPONER LAZOS. Las relación bilateral México-España, sin embargo, no vive su mejor momento. Sin llegar a crisis diplomática, existe innegable tensión, fruto de la herida reabierta por la Conquista de hace 500 años, que se cumplieron el 13 de agosto.

Por si hiciera falta, un grave desorden impera al interior de la embajada de México en España, que incluye un consulado en Barcelona y la Casa de México, enorme centro de  intercambio cultural. Una serie de escándalos recientes exhiben ausencia de control de la embajadora Carmen Oñate, a quien ya le fue aprobado su retiro del servicio exterior, tras 42 años de trayectoria.

Hoy, la representación diplomática de México en España requiere con urgencia de un experto en crisis y ese es, justamente, Quirino Ordaz Coppel.

Así lo valoró el presidente Andrés Manuel López Obrador cuando, tras un acuerdo con el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, anunció el 11 de septiembre, durante su gira por el sur de Sinaloa, el nombramiento del actual gobernador una vez que concluya su Administración, el 31 próximo.

La encomienda presidencial es clara: “restablecer las relaciones a plenitud entre México y España a partir del respeto mutuo”. Aseguró allí mismo que Quirino Ordaz “puede y tiene capacidad para llevar a cabo esa tarea”.

Lo dijo el presidente y lo dijeron los columnistas de EL DEBATE, incluida la voz implacable que distingue a la doctora María Teresa Guerra Ochoa en sus análisis; junto con Héctor Ponce y Fernando Zepeda, Tere Guerra participó en una mesa de opinión cuyo video está en los canales de esta empresa en YouTube y Facebook Watch: “La política en la administración de Quirino Ordaz Coppel”. Ayer se publicó un resumen impreso: “Marcará legado Quirino por sus relaciones políticas”. 

A 10 días de concluir Quirino Ordaz su gubernatura, demostró, como dice la doctora Guerra, que “esto de hacer política era lo suyo”.

La naturaleza de Ordaz como un “animal político” en el sentido aristotélico, superó toda expectativa en estos cuatro años 10 meses, pero ahora será probada en la forma más acabada de hacer política, que es el trabajo diplomático. Tiene todo para cumplir el encargo presidencial: recomponer los lazos históricos de nuestro país con la Madre Patria bajo un nuevo paradigma, sin avasallamiento.

El talento para los negocios, heredado por generaciones en su familia, será complemento óptimo para la misión de Quirino Ordaz Coppel no solo en España, sino en Andorra y hasta en Francia; no es descabellado avizorar una nueva era de inversiones europeas en México, para bien de la economía nacional, y bajo el signo lopezobradorista del respeto mutuo. Así sea.

Síguenos en

Temas