Opinión

La primera gobernadora: Quirino y el momento de hacer historia

EL ANCLA

Por  Luis Enrique Ramírez

Foto temática(Debate)

Foto temática | Debate

Por el cúmulo de obra social y el crecimiento económico estatal en medio de la más severa crisis de que se tenga memoria en el mundo, Quirino Ordaz Coppel ya hizo historia como el mejor gobernador que haya tenido Sinaloa.

El corolario sexenal, sin embargo, sigue a la espera: nos referimos a quién dejará a cargo Quirino de tanto esfuerzo y tanta entrega a los sinaloenses. 
Nada podría hacerlo trascender tanto, como el hecho de dejar el relevo a una mujer.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

La primera gobernadora del estado. La decisión, según nuestras fuentes, será tomada en enero.

REM. Una mujer, como ninguna otra, suena de modo potente para abanderar al PRI como la primera candidata al Gobierno del Estado en la historia de Sinaloa: Rosa Elena Millán Bueno.

Mujer de brillante trayectoria en el servicio público y en la representación popular a nivel local y federal, REM posee otra característica que fortalece sus posibilidades para tan delicado encargo: su lealtad a toda prueba al gobernador Ordaz Coppel.

El proyecto de Millán Bueno se construiría aquí, de la mano de Quirino Ordaz, no mediante acuerdos nacionales.

Lo anterior, en función de la bien ganada respetabilidad del gobernador, en función de su extraordinaria administración y las relaciones de primer nivel que ha sabido construir en todos los ámbitos de la federación.

Hasta el momento, se sabe que tres personajes llegan a la final por méritos propios: Rosa Elena Millán Bueno, Juan Alfonso Mejía López y Ricardo Madrid Pérez.

El PRI se perfila, hasta hoy, como el único partido con una mujer de reales posibilidades para convertirse en candidata a la gubernatura.

He allí una de las principales fortalezas que vienen a favorecer a Millán Bueno por encima de cualquiera de sus compañeros varones.

En tiempos como los actuales, en que el planeta entero favorece las posiciones femeninas en política y en todos los espacios antes ocupados exclusivamente por hombres, un gesto de Quirino en favor de una mujer lo haría pasar a la historia y, en los hechos, lo catapultaría poderosamente para cualquiera que sea su próximo espacio en la vida pública.

FUERZA FEMENINA. Por lo que hace a Rosa Elena Millán Bueno, su historia misma la vuelve una candidata natural en las simpatías del electorado.

Mujer que viene de abajo, de la zona rural de Culiacán, era una jovencita que todavía se trasladaba en camiones urbanos cuando recibió su primera oportunidad en política.

Era 1995, un año aciago para su partido de toda la vida, el PRI, al grado de que en aquel proceso electoral la mayoría de sus compañeros candidatos a otros cargos de elección popular perdieron la votación constitucional.

REM, en cambio, salió victoriosa como diputada local.

Luego de ocupar otros relevantes cargos, Millán Bueno volvió al Congreso del Estado en otro año difícil para el PRI en Sinaloa, 2010. 

Con todo en contra, en aquella legislatura, REM se convirtió en la primera mujer en presidir la Junta de Coordinación Política del Congreso del Estado. También presidió la bancada mayoritaria del PRI y la más relevante de las comisiones permanentes, la de Fiscalización. A la fecha, ninguna otra mujer, ni tampoco ningún hombre, ha logrado encabezar las tres posiciones en una misma legislatura en Sinaloa.

Méritos, pues, son los que le sobran a Rosa Elena, perfilada al iniciar este año como para convertirse en la primera presidenta municipal de Culiacán.

La política es circunstancial, y, hoy por hoy, los vuelcos de la vida colocan a Rosa Elena Millán Bueno en un estrado aún mayor, dentro del panorama electoral del 2021: la primera gobernadora del estado. Así sea.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo