Selecciona tu región
Opinión

Mazatlán y Culiacán marcan pauta nacional al exigir cartilla

EL ANCLA

Por Luis Enrique Ramírez

-

La pertinencia de la medida es incuestionable, y es por ello que las escasas voces en contra de la exigencia del certificado de vacunación en Mazatlán y Culiacán emiten sofismas, no argumentos.  Implementar el ordenamiento en los lugares públicos no tiene mayor complejidad. Es como pedir el uso del cubrebocas; quien lo porte entra y quien no, pues no.  Así hemos vivido desde hace más de un año y no vemos cuál pueda ser el problema para que todo mayor de edad porte siempre su cartilla de vacunación (o comprobante de primera dosis) en la cartera, en el bolso, en la mochila; como llevar con uno la credencial del INE, de la universidad o del trabajo. 

Leer más: Michoacán: prueban la "narcoelección" 

Si en algún establecimiento se muestran laxos en la aplicación de la medida, será el dueño quien reciba sanción por parte de los inspectores en sus rondines. La iniciativa de los alcaldes de Mazatlán, Luis Guillermo Benítez, y de Culiacán, Jesús Estrada Ferreiro, ha sido aclamada a nivel nacional y ayer se anunció que se replicará en Cancún, Quintana Roo. Lo más probable es que el ejemplo sea seguido en más demarcaciones. Por fortuna, en Sinaloa no hay presencia importante de grupos antivacuna como en otros estados o como en Francia, donde el presidente Emmanuel Macron tuvo que hacer uso de su autoridad moral como un demócrata de estatura internacional, para salir al paso de marchas multitudinarias de protesta en París y mantener su postura de exigir comprobante de inmunización para el libre acceso. Fue terminante ante los enemigos de la vacuna: “Esta vez se quedan ustedes en casa, no nosotros”. En nuestro estado se observa una participación copiosa en las jornadas de vacunación por parte de todos los rangos de edad. Si dudábamos del sentido de responsabilidad de los ciudadanos más jóvenes, en estos días nos dan una lección: el efervescente ánimo de recibir la inoculación se refleja con su presencia masiva en todos los módulos. Sinaloa, valga subrayar, es uno de los estados que mayor suministro del biológico contra la covid-19 han recibido; a los de 18 y más se les comenzó a aplicar primero aquí y, después, en la Ciudad de México. De allí que resulte justo eximir de la exigencia de cartilla a los turistas, pues el resto de las entidades no registra el mismo avance que nosotros. Somos privilegiados, pues. Portar el certificado de vacunación sirve hasta para presumir; al cabo que ni nos gusta.

CUEN, POR LA CONSULTA. La participación ciudadana es un sello distintivo del Partido Sinaloense desde su fundación en 2012. Figura en su declaración de principios y es el único instituto político estatal que, antes de emitir un posicionamiento trascendental para la vida pública, realiza consultas al respecto entre la ciudadanía. Algunos ejemplos: revocación de mandato, segunda vuelta electoral, reforma energética, matrimonio igualitario y el “no” al cambio de horario.  Todas las iniciativas de gran calado del PAS, que han llegado hasta el Congreso de la Unión, se presentan con el respaldo de cientos de miles de firmas de sinaloenses, que se obtienen a través de plataformas certificadas como change.org. A la fecha, las propuestas pasistas superan el millón y medio de firmas.

Por eso, cuando Héctor Melesio Cuen Ojeda asegura que “los sinaloenses, cuando se les toma en cuenta, participan”, sabe de lo que habla. La intensa movilización que realiza el PAS para llamar a los sinaloenses a participar en la consulta popular que, animada por el presidente Andrés Manuel López Obrador, realizará el INE este domingo, marca una postura congruente con su propia historia como partido. “Es un acto de convicción”, subraya Cuen. Enhorabuena.

Síguenos en

Temas

Más sobre este tema

Últimas noticias