Selecciona tu región
Opinión

Nuevas encuestas encumbran a Rubén Rocha... y a Quirino Ordaz

EL ANCLA

Por Luis Enrique Ramírez

-

Todos aquellos que, viscerales, como suelen ser (genio y figura), despotricaron el martes contra El Financiero por la encuesta que confirmó el acelerado crecimiento de Mario Zamora Gastélum en las intenciones de voto para la gubernatura de Sinaloa, ayer “le devolvieron la honra” al prestigiado diario nacional, ante la publicación de un segundo estudio, ahora sobre la reputación de los candidatos, en la cual Rubén Rocha Moya figura en el top ten de los mejor evaluados. 

Entre todos los aspirantes de los diferentes partidos a las 15 gubernaturas que se disputan en las elecciones de este año, Rocha ocupa el primer lugar nacional en la lista “Candidatas y candidatos con mejor balance positivo”. El abanderado de Morena-PAS en Sinaloa alcanzó 23 puntos y es seguido por Mauricio Kuri (PAN-PQI), de Querétaro, con 21 y por María Eugenia Campos (PAN-PRD), de Chihuahua, con 20.

En el apartado “Candidatas y candidatos con mejor imagen”, Rocha figura en el octavo lugar, con 36 por ciento a su favor. Esta lista es encabezada por David Monreal (Morena-PT-PVEM-Panal), de Zacatecas, con 41 por ciento. Le siguen los panistas Kuri y Campos, con 40 cada uno.

Leer más: ¡Movimiento Ciudadano, el "palero" de AMLO!

La encuesta mide también a los candidatos peor evaluados y allí la lista es liderada de modo abrumador por Félix Salgado Macedonio (Morena), de Guerrero.

Mario Zamora, esta vez, no aparece en ninguna de las listas, ni para bien ni para mal.

Otros dos sinaloenses, en cambio, figuran en este estudio de preferencias electorales, pero no por las mejores razones: en el rubro “Candidatas y candidatos menos conocidos en su estado” ocupa el primerísimo lugar nacional, con 67 puntos de desconocimiento, Yolanda Cabrera, de Redes Sociales Progresistas. En el sitio 5 del ranking de desconocidos figura Tomás Saucedo, del PVEM, con 64 puntos. Sigan participando. 

EL FACTOR Q. Tan relevante como las encuestas de ayer y anteayer en El Financiero, es la que ayer dio a conocer la afamada firma especializada Consulta Mitofsky, sobre los gobernadores en funciones mejor evaluados del país. 

Quirino Ordaz Coppel, señoras y señores, lo volvió a hacer: por enésima vez, ocupa el primer sitio de aprobación por parte de sus gobernados, entre los 32 mandatarios estatales de la República. 

De acuerdo con esta medición, 69.8 por ciento de los sinaloenses califican positivamente el Gobierno quirinista, cifra superior al 69.4 por ciento que obtuvo Ordaz el mes anterior.

¿Por que es tan importante el posicionamiento ciudadano de Quirino Ordaz en pleno proceso electoral? Pues por el plus que aporta al candidato de su parido, el PRI, a sucederlo en la gubernatura.

El liderazgo nacional de evaluación positiva de Ordaz Coppel se ha mantenido, inamovible, a lo largo de los últimos años en los estudios que al respecto llevan a cabo diferentes casas encuestadoras.

El hecho explica, en buena medida, la forma tan acelerada en que Mario Zamora ha crecido en las intenciones de voto, al grado de aparejarse, en dos meses y fracción, a quien lo rebasaba con más de 30 puntos apenas en enero del presente año.

Leer más: La FAA degradaría a México a categoría 2

Cuando Mario fue destapado, absorbió automáticamente lo que ya, para entonces, era el principal capital político del priismo sinaloense: el buen Gobierno de Quirino. 

Si a ello le agregamos la abundancia de características positivas de Zamora (preparación, juventud, vigor, atractivo personal, arrojo político, cercanía con la gente y un potente discurso), a nadie debiera extrañar el vertiginoso avance que muestra el candidato de la Alianza PRI-PAN-PRD rumbo a los comicios a celebrarse dentro de dos meses. Poco menos de dos meses, de hecho.

Síguenos en

Temas

Más sobre este tema