Selecciona tu región
Opinión

Se les hizo bolas el engrudo a los dirigentes del PAN Sinaloa

EL ANCLA

Por Luis Enrique Ramírez

-

A Roxana Rubio Valdez y Luis Ángel Solano Guatimea, presidenta y secretario general del CDE del PAN, respectivamente, les acaba de estallar otra bomba en las manos.  
Esta vez no solo perdieron a los escasos aliados de alto nivel que les quedaban, sino que al parecer son sospechosos de empleo dudoso de los recursos del partido.  
A tan solo tres meses de haber tomado posesión de la dirigencia, el informe de gastos delata que, en este lapso, se elevó en más de un millón de pesos el presupuesto para sueldos.
De tal magnitud es el escándalo que ya los dos únicos militantes con peso político real en la entidad que apoyaban a Roxana, la diputada local Giovanna Morachis Paperini y el consejero estatal Marco Antonio Zazueta Félix, literalmente “tronaron” contra la dirigencia.

Lo anterior ocurrió a raíz de que Roxana Rubio, enterada de que algunos consejeros le solicitarían formalmente una explicación del millón de pesos con que se excedió en el gasto, decidió “reventar” la sesión de Consejo Estatal programada para el domingo pasado a las 16:00 horas.
Roxana y su secretario general operaron con sus empleados y secretarios del CDE que forman parte del Consejo Estatal para que no asistieran. Fue así que la sesión no pudo realizarse por falta de quórum.
Cabe aclarar que estaba programada para realizarse vía Zoom.
En aras de “taparle el ojo al macho”, Solano Guatimea se conectó, pero jamás Roxana ni ninguno de sus otros alfiles.

Una vez cancelada la sesión, y ante los airados reclamos de su exaliado, el Lic. Zazueta, Roxana Rubio se aventó “una mundial”, como decimos en Sinaloa: aseguró que ella sí asistió, pero que siempre estuvo a un lado de Guatimea, sin salir a cuadro. Esa no se la cree ni ella, mucho menos un político tan experimentado como el también notario público.
“Estás mintiendo”, le dijo Zazueta Félix con absoluta seguridad a la presidenta y es que, durante todo el tiempo de espera, Guatimea estuvo diciendo a los asistentes que Roxana venía en camino y que ya mero llegaba. Para la próxima, que se pongan de acuerdo en la mentira.
Hasta el momento de escribir estas líneas, el rompimiento de Morachis y Zazueta con Roxana Rubio parecía definitivo, aunque por ambas partes se observa un afán en no hacerlo público. No se descarta una reconciliación.

De lo que Roxana y Luis Ángel no se van a salvar es del reclamo por el tema del dinero. Los consejeros a los que ambos suelen referirse como “los contras” descartan por completo llegar a un arreglo y, advierten, se harán oír.

Aquí estaremos para escucharlos, si bien lo peor de esta historia es ver en lo que puede acabar un joven como Solano Guatimea. Si es capaz de prestarse a estas maniobras cuando todavía es un veinteañero, ¿se lo imagina en un par de décadas? Lástima. Llevaba buen paso en la Ciudad de México. De moverse como pez en el agua en la cúpula del CEN del PAN, vino a caer a un pantano del que difícilmente saldrá “sin manchar su plumaje”.

Por lo pronto, Rubio Valdez y Solano Guatimea no se han atrevido a marcar una fecha para la próxima sesión de Consejo Estatal, en la que ya será imposible que vuelvan a aplicar la misma trampa del quórum. Creen que, al ganar tiempo, lograrán llegar a acuerdos, pero esto también es inviable en el caso de los grupos inconformes con su dirigencia.
Dudamos que, ante la presión de los consejeros, transcurran más de 15 días para que se convoque a la siguiente sesión. Y allí sí, volarán pelos, dijera Miss Clairol.
 

Síguenos en

Temas