Selecciona tu región
Opinión

Se va la amenaza de Pamela y llega la de Merary

EL ANCLA

Por Luis Enrique Ramírez

-

La oportunidad con que las autoridades desplegaron operativos de prevención funcionó: el paso del huracán Pamela por Sinaloa arroja saldo blanco y afectaciones menores. Con más de 48 horas de anticipación, se instaló el Consejo Estatal de Protección Civil por parte del gobernador Quirino Ordaz Coppel, quien lo presidió vía zoom; se encontraba fuera y no quiso esperar a su regreso para accionar, ante la trayectoria del meteoro. Óptima fue coordinación con el Gobierno de la República; incluso el presidente Andrés Manuel López Obrador envió a la titular de Protección Civil nacional, Laura Velázquez Alzúa. Excelente servicio.

UNA BUENA Y UNA MALA. Primero la buena: por fin, señoras y señores, dio de qué hablar un integrante de la bancada sinaloense de Morena en la Cámara de Diputados (perdida en el silencio y la improductividad desde 2018, entre medio millar de curules) y no solo eso; desde las 15:00 horas del martes hasta las 19:00 horas de ayer, permanecía a la cabeza de las tendencias en redes sociales. Todo un récord. Felicidades a la diputada Merary Villegas, la autora de esta hazaña.

La mala es que tal viralización, que acaparó los titulares de la prensa nacional, surgió de  un video que exhibe a la representante popular sinaloense por el séptimo distrito en el momento en que da la espalda a una mujer que se arrodilla ante ella, en pleno salón de sesiones, para suplicar por su hijo de 14 años, en riesgo de perder la vida por falta de medicamentos oncológicos.  Lo anterior, luego de que el grupo parlamentario del PAN subiera a tribuna para, en voz de la diputada Mariana Gómez del Campo, exigir la solución al desabasto de fármacos contra el cáncer, sobre todo en los niños.

Villegas envió ayer un boletín donde acusa al PAN de hacer “política  carroñera” y aseguró que desde que fue diputada local ha defendido a los más vulnerables, incluyendo enfermos de cáncer. Solo en el discurso y en la declaración lucidora, debemos agregar. No hay registro de una acción concreta de Merary en favor de la población, más allá de palabras que se lleva el viento. Publicó más tarde un tuit con una foto de dos mujeres donde dice:

“A los padres y madres con menores que padecen cáncer, mi solidaridad, compromiso y empatía. Para los del @diputadospan y @marianagc habrá consecuencias”. 

Ninguno de sus compañeros legisladores diputados y senadores, ni siquiera los sinaloenses, manifestaron solidaridad pública con Merary.  Ni se metieron al tema, pese a su escandalosa repercusión, salvo el morenista michoacano Leonel Godoy, quien ayer reaccionó con un lacónico tuit sin mencionar a Merary: “Fue una provocación del PAN, en la que no caímos”.

En cambio, las redes de Mariana Gómez del Campo se inundaron de expresiones de respaldo, sobre todo después de la advertencia de la sinaloense. Mariana respondió así al tuit de Merary:

“Le recuerdo a la diputada de Morena que la que dejó hincada y le dio la espalda a la madre que suplicaba medicamentos para su hijo con cáncer fue usted. Con estas amenazas la hago responsable de la integridad física de la madre y la paciente que aparecen en la foto que publica”.

Por lo demás, el único que rompió lanzas por Merary fue Tiago Ventura, conocido activista en pro de la diversidad y la inclusión en Sinaloa, quien se presenta en redes como “consultor en comunicación política”.

Buen intento. Su tuit, al calificar de “indignante cómo la oposición usa a las familias”, desató un nuevo alud de reacciones, pero en contra de Merary. Anoche, al cierre de esta columna, la palabra “indignante” seguía en el trending topic y no cualquiera logra eso. Lo que es.

Síguenos en