Opinión

Sinaloa bajo riesgo: le perdimos el temor al virus más letal de la historia

EL ANCLA

Por  Luis Enrique Ramírez

Aspectos de personas caminando por el Centro de Culiacán.(Foto: El Debate / Noé Mascareño)

Aspectos de personas caminando por el Centro de Culiacán. | Foto: El Debate / Noé Mascareño

Quizá debido a que la narcoviolencia nos ha acostumbrado a convivir con el riesgo de muerte de manera cotidiana, los sinaloenses, de plano, le perdimos el miedo al COVID-19, el letal virus que ha marcado un trágico antes y después en la historia reciente de la humanidad. 

Inconcebible resulta ver la actividad en las calles, tanto de personas como de vehículos, como si no pasara nada. Incluso se presentan aglomeraciones frecuentes en sitios diversos.

¡Ya estás suscrito a las alertas de noticias!

Ahora puedes configurar las notificaciones desde la campana

¿No nos dice nada la cifra de 130 muertos al corte del miércoles en la entidad ni que 45 de los contagiados sean niños sinaloenses? «¿Qué nos pasa?», preguntaríamos en memoria del recientemente fallecido Héctor Suárez. 

Hoy, el #SinaloaQuédateEnCasa es, más que un hashtag, un clamor: dejemos de arriesgarnos y de contribuir al incremento de contagios y de muertes por coronavirus, que ya alcanza, para ser francos, niveles alarmantes.

TACHE AL ISSSTE EN LOS MOCHIS. Por si algo nos faltara, existen niveles de autoridad que no han sabido responder a la presión que implica vivir en contingencia sanitaria. Cunden gravísimas fallas, inclusive en áreas de salud pública. 

Para muestra, un botón: el Issste de Los Mochis, que presenta un severo problema de desabasto de medicamentos.

Así nos lo han hecho saber repetidas denuncias ciudadanas, lo cual resulta preocupante hoy más que nunca, si tomamos en cuenta que las personas con enfermedades crónicas son blanco fácil del COVID-19 y las de mayor pronóstico de fallecimiento por esa causa.

Urge que la delegación estatal del Issste tome cartas en el asunto. Son muchas vidas humanas las que están en juego. 

NUBIA RAMOS. Cuando llegue la hora de hacer un balance de las Administraciones municipales en sus estrategias contra el COVID-19, la de Nubia Ramos Carbajal en El Fuerte ocupará uno de los primeros lugares en eficacia. Puede usted darlo por hecho desde ahora, dada la entrega visible de la alcaldesa a un fin primigenio: asegurar el bienestar del pueblo que gobierna.

No pasa un solo día sin que Nubia demuestre su enorme capacidad de trabajo, su inventiva en tiempos de crisis y su amor a los fortenses.

Ayer nada menos, la presidenta municipal fue vista en Vinaterías, entregada en cuerpo y alma al reparto de despensas en los sectores más vulnerables de su tierra, incluidas las comunidades indígenas. Junto con las despensas, se distribuyen también desayunos escolares del DIF para niñas y niños.

En medio de las más escrupulosas medidas sanitarias, la alcaldesa ayuda, así, a paliar la crisis alimentaria que ha traído, entre sus numerosos efectos, la pandemia.

Hoy, por otra parte, a las intensas jornadas de sanitización se agrega la Campaña de Fumigación en El Fuerte, que a lo largo de una semana tendrá lugar en la cabecera municipal y en todas las sindicaturas, para hacerle frente al mosco transmisor de dengue, zika y chikunguña, esto en coordinación con la Jurisdicción Sanitaria 01. 

Pero Nubia va mucho más allá: no le tiembla la mano a la hora de enfrentar la emergencia con medidas de fondo, en aras de resguardar el bienestar de todos los sectores de la población.

Hace días, por ejemplo, anunció que su Gobierno subsidiará 50 mil pacas de alimento para ganado, con el propósito de apoyar a los productores pecuarios en la temporada de sequía. Bismark Orduño, presidente de la Asociación Ganadera Local del Municipio de El Fuerte, agradeció la acción a nombre de sus agremiados, puesto que —dijo— les es de suma ayuda.

Otra de las gestiones recientes de la alcaldesa Ramos Carbajal fue la que realizó ante los directivos de la Comisión Federal de Electricidad en la Zona Norte de Sinaloa, con la finalidad de brindar una prórroga de pago a los usuarios, y que tanto familias como comerciantes puedan pagar sus recibos hasta dentro de dos meses. ¡Enhorabuena!

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo