Selecciona tu región
Opinión

¡Ya basta! Exijamos respeto a Sinaloa y a los sinaloenses

EL ANCLA

Por Luis Enrique Ramírez

-

Hay que poner a prueba la tolerancia frente al alud de comentarios maliciosos en redes y medios capitalinos sobre la gira del presidente Andrés Manuel López Obrador a Sinaloa este fin de semana. Ofenden a todo un pueblo que se caracteriza por su honestidad y trabajo: el principal productor de alimentos de este país y líder nacional en exportaciones hortícolas. Las referencias a una minoría que conforma la delincuencia organizada, ignoran a la mayoría de quienes habitamos esta tierra: gente de bien que se esfuerza diariamente por el progreso de Sinaloa y de México. Tuitazos y memes se refieren a Badiraguato como si todo allí estuviera fuera de la ley. Los sinaloenses sabemos de la complejidad de vivir en la sierra, donde la inmensa mayoría, sin embargo, trabaja honradamente. 

Leer más: ¿Prepara Obrador un "autogolpe de Estado"?

Nadie parece ver el semillero académico de Surutato, ni la reciente construcción de la Universidad para el Bienestar Benito Juárez (UBBJ) en la cabecera municipal, donde se impartirá una carrera emergente en la crisis climática: ingeniería forestal comunitaria. Hace casi 70 años, un niño badiraguatense se vio obligado a abandonar su pueblo para estudiar la primaria, como todos sus paisanos en aquel tiempo. Se tituló como maestro normalista, luego como licenciado en derecho y hoy es doctor en ciencias sociales: Rubén Rocha Moya, el actual gobernador electo del estado, con el mayor margen de votación en los últimos 25 años y número uno a nivel nacional en las elecciones del 6 de junio. Igual que el doctor Rocha, una legión de hombres y mujeres originarios de Badiraguato han enriquecido nuestra vida intelectual y académica. Uno acaba de morir, el historiador Óscar Lara Salazar; otro es magistrado presidente del Supremo Tribunal de Justicia, Enrique Inzunza Cázarez; también están el maestro Héctor Melesio Cuen Ojeda, exrector de la UAS, y la doctora Ana Luz Ruelas Monjardín, pilar de generaciones de universitarios y, para nuestro orgullo, compañera de páginas como articulista de EL DEBATE. Son solo cinco ejemplos de personajes vigentes en este momento en la vida pública estatal. Si mencionáramos la lista completa de badiraguatenses distinguidos, esta columna semejaría un directorio telefónico. Por fortuna, hoy las nuevas generaciones ya no tienen que salir de su municipio para recibir educación y cada vez son más las fuentes de trabajo formal que allí se generan. Los últimos cinco años han sido detonadores del desarrollo de Badiraguato. El equipo que, bajo la misma voluntad política, forman desde 2017 el gobernador Quirino Ordaz Coppel y la presidenta municipal María Lorena Pérez Olivas, ha logrado avances sin precedente en la calidad de vida de los pobladores en un marco de legalidad, mediante la creación de vías de comunicación carretera e impulso al turismo.De igual forma, a partir de 2018, en que fue electo senador de la República, Rubén Rocha ha gestionado innumerables apoyos para su tierra, lo mismo como presidente de la Comisión de Educación de la Cámara Alta, que en temas agropecuarios para bien de su gente. Más de dos mil personas en ese municipio, por ejemplo, son beneficiadas por el programa Sembrando Vida. La cercanía de Rocha con AMLO, por un lado, y de Ordaz, por otro, han hecho realidad obras como la construcción de la carretera Badiraguato-Guadalupe y Calvo, que comunicará a Sinaloa y Chihuahua, en aras del despegue económico de ambos estados. El carácter estratégico de la obra está a la vista, pero bien dicen que no hay peor ciego que el que no quiere ver.  Allá quien quiera seguir haciendo chistes y conspiranoia con un tema que nos lacera. Peor se ven los sinaloenses que se suman al linchamiento moral en contra de nosotros mismos.

Síguenos en

Temas

Más sobre este tema