Opinión

Decíamos ayer: las cartas sobre la mesa

EL ANCLA

Por  Luis Enrique Ramírez

Abundan quienes, en forma deliberada, llevan marcaje personal sobre determinado personaje en el poder, con un solo propósito: atacarlo, haga lo que haga. Sabemos que tan pernicioso hábito se ha vuelto enfermizo cuando el blanco resulta ser, en los hechos, un buen servidor público. Es el caso de la más alta figura de mando en Sinaloa: el gobernador Quirino Ordaz Coppel.

Los números no mienten, y tal precisión matemática nos habla, lo mismo desde la transparencia que caracteriza a toda la obra del actual Gobierno estatal, que desde los resultados de las encuestas que las más prestigiosas firmas de marketing han levantado en los meses recientes: el mandatario sinaloense se ubica entre los mejores calificados del país y, en consecuencia, su ya de por sí elevado nivel de popularidad se acrecienta día con día; dato relevante si consideramos que la inercia natural en política suele marcar un desgaste en las figuras públicas, a medida que el tiempo en el poder transcurre. Quirino es, pues, la excepción que confirma la regla.

Las cartas están sobre la mesa, con la actividad reciente del gobernador: antes de partir a España para obtener, una vez más, inversión turística de gran calado para Sinaloa (el rubro ha crecido como nunca, con un 46 por ciento más de visitantes y una derrama económica turística de 32 mil millones de pesos), llevó el sábado a Pueblos Unidos la edición 115 de las Jornadas de Apoyo Puro Sinaloa, que a la fecha ha otorgado más de 779 mil servicios a lo largo y ancho de la entidad (más de 183 mil personas beneficiadas en comunidades indígenas, desplazados, campos pesqueros y zonas vulnerables), como informó el secretario de Desarrollo Social, Ricardo Madrid Pérez.

De la grilla, ni para qué ocuparnos por ahora, amigas y amigos. Ustedes ya se la saben: esto apenas comienza.

EXPECTACIÓN UNIVERSITARIA. Pasamos al otro gran tema que acaparará los titulares de prensa el día de hoy: los recursos financieros que apremian a la Universidad Autónoma de Sinaloa para cumplir con su noble y vital misión en favor del pueblo sinaloense.

El viernes, el rector de nuestra máxima casa de estudios en el estado, Juan Eulogio Guerra Liera, se comunicó desde la Ciudad de México para aclarar que, hasta el momento, los recursos no habían sido depositados y que se esperaban para hoy a más tardar.

Es la información más reciente, emanada de la reunión del doctor Guerra con autoridades de la SEP en la capital de la República.

“Los trámites ya están oficialmente autorizados. Los tiempos son la única complicación que resta por superar, en el entendido de que la radicación de los recursos sigue un proceso obligado de llegar al Gobierno del Estado y después de ello ser depositados a la Universidad”, explica el comunicado oficial de la UAS.

En cuanto este proceso se cumpla, la Universidad procederá de inmediato a realizar el pago de la primera quincena de enero a todo su personal activo y jubilado, aseguró el rector, para luego agradecer a los trabajadores “por su comprensión ante esta circunstancia y por sus muestras de apoyo en defensa de la máxima casa de estudios sinaloense”.

Todo parecía ayer marchar viento en popa y a toda vela, como debe de ser. Pendientes.

VIVIFICADOR RETORNO A CASA. Gracias, desde el fondo del corazón, a quienes nos hacen el favor de leer esta columna, luego del periodo vacacional de fin de un año e inicio de otro. Gracias también, desde luego, a la comunidad de vida y de trabajo que es nuestra casa EL DEBATE, donde lo que más importa es mantenerlo informado a usted, querido lector, lectora: nuestra fuerza y razón de ser. Dios los bendiga.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo