Selecciona tu región
Opinión

Fin al ancestral abandono de la sierra; tiempo de reivindicación

EL ANCLA

Por Luis Enrique Ramírez

-

Cuanta razón asiste al presidente Andrés Manuel López Obrador al afirmar que hoy Badiraguato es un municipio con suerte, porque el próximo gobernador de Sinaloa nació allí y es un gran hombre al que conoce desde hace 25 años: Rubén Rocha Moya.

Cierto también es que AMLO expuso la prioridad de atender a la serranía desde antes de su campaña, todo lo que significa para el país la Sierra Madre Occidental que une a Sinaloa, Chihuahua, Sinaloa y Durango; la importancia estratégica de construir carreteras que comuniquen a esta vasta zona e impulsar actividades productivas. Las carreteras que unen a Sinaloa con Chihuahua vía Badiraguato, y con Durango vía San Ignacio, significan un incremento exponencial en la fluidez del transporte de alimentos al resto del país; no menos importante es el modo sustancial en que elevan la calidad de vida en comunidades que por siglos permanecieron en el olvido. ¡Enhorabuena!

LA PRUEBA DEL ÁCIDO. Después del gobernador electo Rubén Rocha Moya y del presidente del PAS, Héctor Melesio Cuen Ojeda, los únicos líderes visibles a nivel estatal en la convocatoria a los sinaloenses para participar en la consulta popular, fueron el alcalde electo de Ahome, Gerardo Vargas Landeros, y el diputado local electo Feliciano Castro Meléndrez. Muchos y muchas lo hicieron en esfuerzos individuales por medio de redes sociales. Nos referimos aquí, sin embargo, a figuras de liderazgo político y social, aquellas mujeres y hombres que encabezan grupos significativos de personas en edad de votar en los 18 municipios. Sobre todo, quienes acaban de demostrar su poder de convocatoria con triunfos electorales el 6 de junio. Ayer abundaron publicaciones en Facebook, Twitter e Instagram por parte de políticos que exhibieron su participación en la consulta. Lo realmente importante, sin embargo, sería que lo hubieran hecho antes, con la pasión ejemplar que, en fechas previas, mostraron Rubén Rocha, Melesio Cuen, Gerardo Vargas y Feliciano Castro. El jueves, incluso, Rocha y Cuen llevaron a cabo su primera reunión pública desde la entrega de la constancia de mayoría, para organizar, en los 24 distritos del estado, una serie de acciones como las caravanas de vehículos en los cinco principales municipios. Al final, la participación fue básicamente de militantes del Partido Sinaloense. Si atendemos al hecho de que la iniciativa de este ejercicio democrático surgió del presidente López Obrador y que la principal fuerza política que la impulsó a nivel nacional fue Morena, hubo una doble traición por parte de aquellos que deben a ambas instituciones (la presidencial y la partidista) los cargos públicos que ocuparán en los meses finales de este año. Buen rasero, pues resultó la consulta popular para medir lealtades. Ante la insuficiencia de propaganda por parte del INE y la apatía de los actores políticos representativos de Morena, el 20 por ciento de participación que se calculaba al momento de cerrar esta columna, se deberá a los esfuerzos individuales de los cuatro personajes aquí mencionados y a la única estructura con que cuenta, a toda prueba, el partido del gobernador electo: su gran aliado, el PAS.

DBT, MÁS JOVEN QUE NUNCA. Como un engrane más de la poderosa maquinaria editorial que es Grupo DEBATE, este espacio se une a la bienvenida a las y los 44 jóvenes integrantes de la nueva camada de analistas que, en los campos más diversos, se une a partir de este mes a nuestras plataformas de opinión. El espíritu de este proyecto, fruto de meses de trabajo, se explica junto con los nombres y fotos de nuestros jóvenes compañeros en la nota “Nuevas ideas y voces en DEBATE”. ¡A seguirlos, amigas y amigos!

Síguenos en
Más sobre este tema