Opinión

Ya hay dos descalificados en Morena para la gubernatura

EL ANCLA

Por  Luis Enrique Ramírez

Foto temática(Agencia Reforma)

Foto temática | Agencia Reforma

Dos aspirantes a la candidatura de Morena a gobernador del estado incumplen con uno de los requisitos políticamente más relevantes de la convocatoria que, para el efecto, recién emitió la dirigencia nacional de ese partido: carecer de señalamientos de violencia política de género.

Luis Guillermo Benítez Torres y Jesús Estrada Ferreiro, presidentes municipales de Mazatlán y de Culiacán, respectivamente, han sido blanco de sonados escándalos tras ser acusados de ejercer acoso laboral y vulnerar derechos en razón de género por parte de mujeres de su propio partido. Ambos casos han llegado a tribunales.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Fue también el caso, recordemos, de Guillermo Chapman Moreno en Ahome, quien el 17 de diciembre del 2019 se convirtió en el primer presidente municipal en ser condenado por violencia política de género y acoso laboral, en contra de la síndica procuradora Angelina Valenzuela Benites.

Siguió sus pasos el alcalde de Mazatlán: el 13 de junio pasado, el Tribunal Estatal Electoral de Sinaloa determinó que Luis Guillermo Benítez incurrió en violencia política y de género contra la síndico procuradora Elsa Isela Bojórquez Mascareño. El munícipe, por cierto, fue acusado después de desacato, al negarse a cumplir la orden de disculparse públicamente.

En Culiacán, el mes pasado, la regidora morenista Adriana Areli Sánchez denunció al alcalde Jesús Estrada Ferreiro por ejercer violencia política en razón de género, acoso laboral y obstrucción en su ejercicio.

Este último caso continúa bajo estudio en el Teesin, que rechazó una primera ponencia, pero está a la espera de la segunda; en su sesión del 27 de noviembre, el Tribunal aclaró que no exime al alcalde de las acusaciones de violencia política y dictó medidas cautelares para proteger a la regidora.

Textualmente, la convocatoria de Morena para el registro de aspirantes a las candidaturas a gobernador precisa, entre sus requisitos: «Carta de manifestación, bajo protesta de decir verdad, de que no ha recibido sanción firme por violencia política de género...».

QUIRINO Y GERARDO. La reunión del gobernador Quirino Ordaz Coppel con el aspirante de Morena a la candidatura a gobernador Gerardo Vargas Landeros ha generado un impacto que continúa vigente.

Luego de que el morenista publicara en sus redes sociales la fotografía del encuentro, el gobernador lo confirmó, sin que ninguno de los dos, a la fecha, revele los temas que allí se abordaron.

«Somos amigos, y fue solo una plática de amigos», aseguró Quirino Ordaz, al comentar que se ha reunido con aspirantes de distintos partidos políticos a sucederlo en el cargo.

SE DESGRANA LA MAZORCA. Era previsible la serie de desprendimientos que Sergio Torres Félix generaría en el aparato priista para acompañarlo en su aventura como líder de facto de Movimiento Ciudadano en Sinaloa y seguro candidato a gobernador.

La directora del Centro Estatal de Prevención Social de la Violencia (Ceprevsin), exdiputada local y federal Paola Gárate, abandonó el domingo la reunión del Consejo Político Municipal del PRI, «porque sistemáticamente me cierran las puertas del partido», dijo. Acusó violencia política al imponer únicamente a los allegados a la cúpula en la Comisión Política Permanente, mientras marginan a aquellos con los que no se sienten cómodos. «Así no se hacen las cosas en los partidos que aprenden de los errores», aseveró la joven política, cuya trayectoria pública está estrechamente ligada a Sergio Torres.

Apenas un par de semanas atrás, otro personaje cercano a Torres, Guadalupe Robles Hernández, renunció como jefe de asesores del Gobierno del Estado para unirse al proyecto del exalcalde de Culiacán en MC. Y lo que falta...

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo