Opinión

MRO de Mexicana, no pasa nada

Por: Darío Celis Estrada

Ya pasaron más de tres meses desde que el Comité Técnico del Fideicomiso Mexicana MRO aprobara unas fallidas Reglas de Operación con las que no ha podido dispersar ni un sólo peso en beneficio de los ex trabajadores de la extinta Mexicana, Click y Link.

Dicho Comité lo preside la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), que encabeza Gerardo Ruiz Esparza, a través de Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA), la instancia a cargo de Alfonso Sarabia, y participan tanto dependencias federales, como agrupaciones sindicales.

En adición, es de resaltar que a pesar de que la salida del director general de Mexicana MRO, Marcos Rosales, se ha manejado como una “renuncia” acompañada de múltiples análisis por auditores y miembros del Comité Técnico, lo cierto es que el referido Comité no ha ejercido ninguna acción legal.

Se esperaba que lo hiciera contra Rosales y sus principales ejecutivos, algunos de los cuales, como Juan José Argüello, director de Finanzas, que en contubernio con aquél, autorizaron los pagos millonarios y sin soporte que fueron cuestionados en monto y legalidad por los miembros del Comité.

Resulta que a pesar de que el MRO enfrenta procesos legales, laborales y mercantiles que podrían afectar su viabilidad, nadie, incluyendo el Comité Técnico, Invex como fiduciario o dependencias como la misma SCT, ASA o el aeropuerto de la CDMX, ha hecho nada por enderezar el rumbo.

Estos personajes un día tendrán que dar cuenta de sus actos y omisiones. Tan se han tomado la situación a la ligera, que ni siquiera han sustituido al director general del taller, ni al director jurídico, quien también dejó ya el cargo por su cercanía con Rosales y su dudosa administración.

A ver qué sucede con el MRO, ya que quienes siguen pagando los platos son los más de 8 mil empleados que aún no reciben pago alguno. Pero eso sí: Invex, de Juan Guichard, recibe mensualmente desde hace cuatro años una iguala por honorarios fiduciarios.

La cosa es que no cumplió los fines para los cuales fue contratado.

VAN 10 POR CTTI
Tal y como se lo adelantamos, ayer se presentaron las ofertas del Centro de Transporte Terrestre Intermodal (CTTI) del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM). La oferta más alta, de 8 mil 560 millones, fue la de Garza Ponce aliada a Avanzia que preside Francisco Gil Díaz y que dirige Agustín Tejedor. La más baja, de 6 mil 298 millones, fue la de Proyectos Viales y OHL, de Juan Miguel Villa-Mir, con FR Estructuras y Alvarez Ferreira. En medio apunte a Acciona aliada a GIA de Hipólito Gerard con 8 mil 499 millones; ICA de Bernardo Quintana Isaac, CICSA y FCC de Carlos Slim, Hermes de Carlos Hank Rohn con 8 mil 488 millones; Gami de Manuel Muñozcano y Jaguar de Moisés Zecua con 7 mil 470 millones; Sacyr de Manuel Manrique con CAABSA de Mauricio y Luis Amodío con 6 mil 904 millones; Omega de Jorge Melgarejo y Advance Builders de Bernardo Quintana Kawage con 8 mil 483 millones. De los jugadores que llamaron la atención apunte a Luz y Fuerza del Centro, que lidera Martín Esparza, que va con Asesoría en Inversiones y Proyectos de Alta Tecnología, con 6 mil 958 millones. Mota-Engil, su socio en la operación de las plantas eléctricas, no entró a la licitación. Recuerde que esta firma que preside José Miguel y lleva Joao Parreiro impugnó legalmente el primer proceso licitatorio. Van 10 consorcios.

BERNAL AL BBVA
Recién le platicaba de la salida de Fernando Díaz de la dirección jurídica de Bancomer. Ejecutivo con más de 25 años en esa institución y cuya salida se acordó con el corporativo de España desde noviembre del año pasado y se hizo efectiva el último día del pasado mes de febrero. Las huestes de Francisco González necesitaban dar un nuevo aire a esa área. A lo largo de tantos años con Díaz se arraigaron prácticas no muy sanas que se buscan erradicar, como los excesivos pagos de servicios de honorarios profesionales a despachos externos y la concentración de los casos en firmas como la del prestigiado Gerardo Ramírez Ornelas y la del no menos influyente Rafael Robles Miaja. Por ejemplo, en el primero labora como socio el hijo de Luis Robles Miaja, presidente del consejo del BBVA-Bancomer. El punto es que la institución cuyo timón operativo lleva Eduardo Osuna acaba de fichar al sustituto de Díaz. Se trata de Eugenio Bernal Caso, quien dejó la sociedad con mantenía con Juan Pablo Rico, Gustavo Robles e Iván Libenson, con quienes fundó Rico, Robles, Libenson y Bernal. El joven abogado egresado de la Libre de Derecho ya es el nuevo Director General de Servicios Jurídicos de BBVA-Bancomer.

PENSIONISSSTE
La casa de bolsa que recibió la orden para invertir en las acciones de ICA por parte de PensionIssste fue Actinver, que comanda Héctor Madero. Lo interesante es que un miembro del Comité de Inversiones de la afore tendría una relación familiar con el ejecutivo de esa intermediaria que recibió la instrucción de compra. Por otro lado, la principal litigante del caso por parte de la administradora de los fondos de ahorro para el retiro de los trabajadores al servicio del Estado, es Margarita Messmacher, hermana del actual subsecretario de Hacienda. Esta funcionaria es la subdirectora jurídica de PensionIssste, la que recomendó contratar a Vicente Corta y a su despacho White & Case para pelear el caso. Ambos son amigos de tiempo atrás. Messmacher no llegó con el nuevo director de la afore, Rodolfo Campos. Formaba parte del equipo de José María de la Torre, compadre de Luis Videgaray y quien fue despedido por José Antonio Meade cuando arribó a la Secretaría de Hacienda. Como diría Pompín Iglesias.