Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Madero-Cordero: en lucha por la corona nacional azul

SOBRE EL CAMINO...

El panismo nacional y particularmente el de Sinaloa está dividido en dos frentes políticos, representados por Gustavo Madero Muñoz y Ernesto Cordero Arroyo, quienes miden sus fuerzas ante los militantes activos en una lucha delirante por la presidencia nacional del PAN, en cuya competencia salta el protagonismo de los expresidentes Felipe Calderón Hinojosa y Vicente Fox Quesada, antes divididos y ahora unidos en apoyo al exsecretario de Hacienda.

Los analistas políticos de todas las corrientes de opinión dan como pronóstico reservado un triunfo de Gustavo Madero, en función del control de las estructuras dirigentes del panismo en todos los estados del país, fenómeno que se da en Sinaloa con el abierto apoyo de Edgardo Burgos Marentes hacia las aspiraciones re- eleccionistas de quien hace unos días tenía el mando en sus manos como líder, mismo mando que conserva con Cecilia Romero, ahora presidenta interina del albiazul.

Queda claro que en Sinaloa la clase dirigente del PAN está en las filas del frente que encabeza Gustavo Madero. Los comités municipales y todas sus estructuras trabajan con la militancia en la promoción del voto, de ahí que Ernesto Cordero no se haya molestado en invitar a su gira de proselitismo a Edgardo Burgos a sa- biendas de que sus simpatías políticas están al 100 por ciento con el maderismo, como la gran mayoría de la clase política y militante de Acción Nacional.

Figuras como el diputado Adolfo Rojo Montoya, presidente de la Cámara de Diputados; del diputado federal Martín Heredia Lizárraga, del también legislador local Guadalupe Carrizoza Cháidez; del exalcalde y ahora funcionario estatal, Alejandro Higuera Osuna, y del mismo coordinador de la fracción panista en el Congreso del Estado, Francisco Solano Urías, están trabajando a favor de Gustavo Madero, de ahí que las opiniones de la mayoría de la militancia tienen destino en las urnas del maderismo.

Los dos candidatos a la presidencia del PAN se distinguen por el contenido de sus discursos. Ernesto Cordero está identificado entre la militancia como el candidato proclive a la belicosidad. Su mensaje de campaña va impregnado de rencor político en contra de sus adversarios, mientras que Gustavo Madero y sus impulsores le apuestan a la prudencia y tolerancia en una posición dirigida a ignorar todo lo que puedan de las acusaciones de corrupción de que son objeto por el equipo corderista.

GOTITAS DE AGUA. Los dos candidatos están medidos por la mili- tancia en cuanto a conducta, acciones e inteligencia política, como también lo están quienes van en la segunda posición en el Comité Ejecutivo Nacional del PAN, pues entre Juan Manuel Oliva, exgobernador de Guanajuato, del equipo corderista, y Ricardo Anaya, expresidente de la Cámara de Diputados, del equipo maderista, hay una distancia enorme favorable al joven político de Querétaro, quien seguramente será el próximo candidato al gobierno de su estado natal. Obvio, si ganan las elecciones en las que se juega la corona nacional azul, como lo predice la mayoría...En esta contienda se juegan su carrera política Heriberto Félix Guerra, quien como fiel calderonista le apuesta a Ernesto Cordero, y ni se diga del senador Francisco Salvador López Brito, quien va en contra de los intereses políticos que representa el maderismo...El doctor Diego Castro Castro analiza la coyuntura política de poder participar como candidato a síndico de Rosamorada. Los habitantes de la sindicatura lo animan, pero todavía no decide si entrará a la competencia, en la que también pudiera participar Audómaro Hernández Flores, quien ya fue en una ocasión.

b.bojorquez@debate.com.mx