Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

¿Maestros…?

LÍNEAS EXTRAÑAS

No me digan que no es real. Se está perdiendo más rápido que lentamente la vocación del buen maestro. La facilidad de heredarle al hijo una plaza de docente, o quizá la falta de empleos o reales oportunidades para los distintos profesionistas que anualmente egresan (y en su mayoría hijos, hermanos, sobrinos, bla, bla, de los jubilados), hace que las instituciones educativas se estén saturando de maestros por accidente, con nula vocación para impartir la buena enseñanza y promover el desarrollo del verdadero aprendizaje. Cualquier institución educativa que cuente con un sindicato padece de este mal. Arquitectos dando la materia de español. Abogados dando la materia de física. Contadores dando diseño gráfico. Químicos dando matemáticas. Y aunque cada profesión sabe algo de otra, no es correcto que las instituciones educativas ignoren el perfil de los maestros al momento de asignar la carga de las materias que se impartirán frente a los estudiantes. La urgente necesidad de ganar un peso extra o completar las horas base que a cada uno le hacen falta, origina que decenas de maestros acepten, soliciten o exijan materias no acordes a su perfil profesional. La amistad, el compromiso o el lazo familiar es el cómplice fiel para hacer el trueque materias-maestros. La capacidad del maestro mayormente queda olvidada en el baúl de las buenas intenciones. ¿Los jodidos? Los alumnos, porque son ellos quienes de lunes a viernes reciben en sus aulas a docentes poco preparados e interesados en su aprendizaje. Si los compadrazgos, las amistades, la familiaridad y los compromisos no se pueden desarraigar, al menos deberían recomendar e incluir en la lista de docentes a personas que plenamente traen el gusto de la enseñanza… (digo, al menos la educación fuera un poco mejor). Feliz día para mañana a los maestros con real vocación. Hasta el miércoles.

[email protected]